in

Coronavirus Italia: Colf&Badanti pueden perder el trabajo?

El primer ministro, Giuseppe Conte cierra Italia por Coronavirus, decretando el cierre de todo el territorio nacional, sin embargo hay algunas personas que tendrán que ir a trabajar: Qué sucede con el trabajo de Colf & Badanti tras el Coronavirus en Italia?

¿Qué pasa si mi baby sitter, colaborador doméstico o asistente de ancianos no quiere trabajar por miedo? ¿O si la familia teme un contagio?

La familia es responsable del entorno en el que trabaja su baby sitter, su colaborador doméstico o su asistente de ancianos. Más aún ahora, que con la emergencia del coronavirus en curso, está obligada a informar a la trabajadora doméstica sobre los riesgos que puede correr.

Si bien hay muchos trabajos que se pueden hacer desde casa, como por ejemplo no ir a la oficina o realizar sus propios negocios desde casa, esta opción no existe para los trabajadores domésticos: no es posible limpiar una habitación o cuidar a una persona anciana a través de Internet. Y es por eso que en medio de esta emergencia surgen algunos problemas para dicho sector.

El primero es qué: los trabajadores domésticos, baby sitter o asistentes de ancianos no quieren ir a trabajar para evitar el contacto directo con otras personas.

El segundo, exactamente lo contrario: que es la familia es la que teme una posible infección por parte del trabajador doméstico.

La pesadilla se vuelve más pesada si una persona trabaja como asistentes de ancianos y debe ayudar a una persona anciana y enferma, por lo tanto, estaría más sujeto a contagio, visto que los más inmunes son las persona ancianas como nos dicen las crónicas desde que inició la emergencia de coronavirus en Italia.

¿Qué deberían o qué se puede hacer los trabajadores domésticos, baby sitter o asistentes de ancianos en esta situación?

  1. El empleador puede aprovechar la suspensión del trabajo extraferencial, regido por el contrato de trabajo nacional. El acuerdo sindical, de hecho, establece que para las necesidades del empleador es posible decidir una suspensión del trabajo por un cierto período de tiempo, sin que afecte el pago del salario o sin dejarle vacaciones o permisos.
  2. Si un trabajador no tiene ganas de ir a trabajar, por varias razones (miedo, riesgo de contagio, cuidado de niños, etc.), esta ausencia debe considerarse como un período normal de vacaciones o un permiso no remunerado de acuerdo entre las partes.
  3. Si un trabajador NO PUEDE acudir y dar sus servicios a su empleador para realizar un trabajo por razones de salud (síntomas de gripe, bronquitis, neumonía, etc.), debe comunicarse con su médico general y obtener el certificado de enfermedad y el número de certificado, con los días de pronóstico de la cura. Por lo tanto, esta ausencia se considerará enfermedad. Recuperación por hora: en los casos en que se acuerde una recuperación por hora, el empleador puede registrar las horas perdidas por el trabajador y programar una recuperación por hora en los próximos meses.

Como se ha especificado en diferentes artículos, la disposición actual del Decreto del Primer Ministro del 11 de marzo de 2020, prescribe evitar la movilidad de las personas físicas que entran y salen del territorio italiano, así como dentro del mismo, excepto para viajar por motivos de necesidades laborales comprobadas o situaciones de necesidad o movimientos por razones de salud.

El Ministro del Interior especificó que los movimientos “justificados” deben certificarse mediante una autodeclaración, que también se puede realizar rellenando los formularios proporcionados por la policía. Si no respetará la ley será sancionado.

Haga clic AQUÍ para descargar el facsímil de la autodeclaración prescrita preparada por el Ministerio del Interior, que puede ser utilizada por los trabajadores.

Te puede interesar: CONTE COVID-19: SE CIERRA TODO EN ITALIA

Coronavirus, Del Alquiler a las Facturas: Qué no se pagará? Qué está haciendo el Gobierno?

Coronavirus: Más de 1.000 muertes en Italia