in

Lorena y Antonella dos jóvenes bolivianas mueren en terrible choque en Roma

El choque que llevó a la muerte a Lorena y Antonella ocurrió este domingo al amanecer. Aún no se sabe bien la dinámica del accidente, de hecho el coche de las jóvenes se fue contra un árbol, la muerte fue al instante.

Antonella y Lorena, siempre han estado juntas, siempre unidas, así las recuerdan todos a las dos hermanas de Centocelle fallecidas en el accidente de via Cilicia, en la madrugada del domingo 19 de diciembre. Su muerte conmocionó al barrio donde vivían y a toda la comunidad sudamericana que tiene un punto de referencia en su padre, Luis Flores, que es un periodista boliviano, muy conocido entra los latinos en Roma, fue el mismo quien dio la noticia la mañana de ayer con un post en facebook, incluso antes de que se filtrara información oficial en los periódicos: «La familia Flores-Chevez está de luto, Antonella y Lorena han dejado trágicamente de existir». Que en paz descansen mis divinas hijas ”.

El post, inevitablemente, se convirtió en una especie de libro conmemorativo, con cientos de mensajes de dolor para esas dos hijas que todos describen como alegres, estudiosas y muy buenas amigas. Lorena publicó en facebook hace unos años una foto de ambas, comentando: «La única y única compañera de vida». Antonella se graduó en Economía en la Universidad la Sapienza en julio. En un largo video en youtube su padre había grabado los momentos de ese día: la ceremonia, las fotos con los familiares, el brindis con el Coliseo a sus espaldas y finalmente la fiesta en la terraza de la casa, con Antonella sonriendo para agradecer a todos. Lorena siguió sus pasos: ella también se matriculó en Economía y sus estudios avanzaron rápidamente. Soñaba en ir a vivir al Reino Unido: muchas fotos en su perfil mostrando sus viajes a Dublín, Londres. El vínculo con las tierras de origen de los padres seguía siendo fuerte, en particular con Ecuador, lugar de nacimiento de la madre.

Dos chicas modelos, muy normales que el sábado estuvieron en el bar Monkey, un local de la zona de San Paolo, para festejar a una amiga. A contar la noche fueron algunas historias en el perfil de Instagram de Lorena: sonriendo, brindaron juntos, inmortalizando el momento de la entrega del regalo. Una velada muy normal, de dos chicas de 20 años, que entre sonrisas y post en las redes sociales, la pasaron bien sin sombras de excesos ni transgresiones. Luego el regreso a casa, a Centocelle, a bordo del Peugeot 307. Al volante Antonella, de 23 años, la mayor de las dos hermanas.

Y es así que el accidente ocurrió en vía Cilicia ocurrió en la calle 69. Sin embargo queda aún por aclarar lo ocurrido. La policía local, así como los socorristas, relatan que un automóvil irreconocible, completamente aplastado, se estrelló contra un árbol. La certeza es la que un terrible choque: para liberar los cuerpos aprisionados entre las láminas de metal, fue necesaria la intervención de los bomberos, con las dos niñas ya sin vida.

Una vez que se hayan realizado todas las investigaciones, será necesario un tiempo para comprender qué sucedió realmente. Por el momento, la certeza que se filtra desde la Policía local es que el Peugeot con las dos hermanas a bordo es que no hay otros vehículos involucrado. Excluyendo, por ahora, la reconstrucción por la cual otro vehículo pudo haber chocado con el auto, provocando que perdiera el control. Sin embargo, como siempre ocurre en estos casos, se irán adquiriendo las cámaras de la zona que darán certezas definitivas. No se descarta que el auto circulara a una velocidad superior a la debida, circunstancia que la familia excluye: «Antonella siempre ha tenido cuidado, nunca bebió y nunca ha tenido ningún accidente. El auto estaba en buen estado», dicen los padres. Los investigadores, ordenaron un examen para establecer la presencia de alcohol o drogas de la joven que conducía.

La calle donde ocurrió el accidente fue objeto de numerosas denuncias por parte de los vecinos. Via Cilicia es una calle por la que la gente corre a menudo más de lo debido. En el punto del accidente, la presencia del divisor de tráfico ya provocó otro accidente fatal: era septiembre de 2018 y un motociclista chocó contra un árbol. En la oscuridad se vuelve prácticamente invisible, transformándose en una catapulta mortal.

Te puede interesar:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 3)

En Italia podrían llegar nuevas restricciones antes de fin de año

Responder al rechazo de la Ciudadanía Italiana: Cómo tengo que hacer?