in

Soy italiano, ella extranjera sin permiso de residencia. ¿Podemos casarnos?

Soy un ciudadano italiano y mi novia es Ecuatoriana sin permiso de residencia. Deseamos casarnos, ¿Qué debemos hacer?.

El matrimonio entre ciudadanos extranjeros, o entre un extranjero y un italiano celebrado en el estado italiano, es reglamentado por el art.116 del Código Civil, que no prevé el poseso obligatorio de un permiso de residencia para casarse.

El ciudadano extranjero no debe, claramente, tener impedimentos (que son los mismos previstos para un ciudadano italiano, como por ejemplo no estar ya casado); así como tener en poseso algunos documentos que se deben depositar en el Ayuntamiento donde se casa.

Primero que todo, el ciudadano no comunitario debe pedir el «Nulla Osta» para la boda, que consiste en una declaración emitida por la representación diplomática o consular de su país de origen presente en territorio italiano (en algunos casos el «Nulla Osta» es sustituido por otro certificado).

El «Nulla Osta» emitido deberá ser legalizado por la Prefectura de la ciudad donde se encuentra el Consulado. Sólo después de haber obtenido el certificado de la Prefectura, los dos futuros esposos pueden ir al Ayuntamiento y seguir el procedimiento previsto para la celebración de matrimonios (se hace una petición de las publicaciones y se esperan 11 días para casarse).

El ciudadano no comunitario, una vez casado con un ciudadano italiano, no puede ser expulsado del territorio italiano y tiene derecho a obtener un permiso de residencia (art. 19, co. 2, lett. c), D. Lgs n. 286/1998), adquiriendo la “Tarjeta de residencia familiar de un ciudadano de la UE” «Carta di soggiorno di un familiare di un cittadino dell’EU» (D. Lgs. n.30/2007).

Después de la boda la pareja debe ir directamente a la Oficina de Inmigración de la Policía «Questura», sin necesidad de utilizar el kit Postal, ya que es trabajo exclusivo de la Policía el examen de las solicitudes para la expedición y renovación de tarjetas para familiares UE.

En la solicitud de la “tarjeta de residencia” «Carta di soggiorno» se debe adjuntar:

  • una «marca da bollo» de € 16,00;
  • 4 fotos tipo carnet;
  • Copia del pasaporte del ciudadano no comunitario;
  • Copia del acta de matrimonio;
  • Declaración de responsabilidad del ciudadano italiano a favor del cónyuge extranjero con copia de la cédula de identidad.

La Policía, una vez recibida la solicitud, realizará los aciertos pertinentes en la dirección indicada, así como la efectiva convivencia entre los esposos.

La “tarjeta de residencia familiar de un ciudadano de la UE” permite al titular llevar a cabo cualquier tipo de actividad, como inscribirse en el Servicio Nacional de Salud u otras actividades, ya que se es equivalente a un ciudadano italiano en el goce de los derechos civiles.

La tarjeta es renovable siempre que se cumplan con los requisitos del matrimonio y en caso de separación, divorcio o muerte del cónyuge italiano, el ciudadano no comunitario mantiene el derecho de residencia si cumple con determinadas condiciones, como por ejemplo haber residido de forma continua durante cinco años en territorio italiano (art. 12 del D. Lgs. 30/2007).

Si el ciudadano no comunitario incumple con las condiciones para mantener la “tarjeta de residencia”, esta se podrá convertir en un permiso de residencia «permesso di soggiorno» por motivos de trabajo autónomo, subordinado, estudio o de acceso al mercado de trabajo; todo en presencia de los requisitos idóneos por ley para obtener uno de estos permisos (como por ejemplo, si se tiene un contrato de trabajo o si se encuentra inscrito en un curso de estudios).

Lee también:  Cómo hacer para adquirir la ciudadanía italiana por matrimonio?

Texto original: Avv. Marcia Salvatore, publicado en StranieriinItalia

 

La Carta Blu es un permiso de residencia para extranjeros en Italia?

Mujer Dominicana arrestada en Italia en su matrimonio por ser ilegal