in

¿Baby Gangs en Roma? casos de malestar juvenil y no de bandas

Reunión con Questura, Alcaldía, asociaciones y psicólogos.

babygangs.jpg

Las baby gang no son un problema relevante en Roma, a diferencia de otras ciudades como Milán y Génova. Lo registrado en la capital italiana es más un problema de malestar juvenil y búsqueda de identidad y no de bandas organizadas. El fenómeno es transversal sea entre italianos que extranjeros.

Son estas las principales conclusiones del seminario que se realizó en la tarde de ayer, titulado “¿Baby gang en Roma? ¿Fenómeno oculto o indiferencia generacional?”, organizado por los cuatro consejeros comunales representantes de las comunidades extranjeras y al que participaron personalidades de destaque de la Questura (comisaría central), Comuna, profesionales del sector y asociaciones.

El Dirigente de la ‘Squadra Mobile Questura di Roma’, Vittorio Rizzi declaró: “En la ciudad de Roma el problema se presenta no como bandas pero en cuanto malestar juvenil, vale a decir: existen fenómenos criminales actuados por jóvenes menores, sean latinoamericanos que de todas las etnias, el cual no es un fenómeno organizado. Encuentra sus raíces en problemas familiares, sociales, laborales, y escolares”.

Por su parte el sociólogo de la Parsec, Claudio Cippitelli, consideró que “Roma no ve la presencia significativa de bandas organizadas de extranjeros como sucede en otras ciudades europeas o del norte de Italia. La realidad es que muchas veces los jóvenes extranjeros son víctimas de violencia por parte de autóctonos. Es más fácil este tipo de hechos que no el de la existencia de gangs”. Cippitelli añadió que los jóvenes  necesita un “diálogo menos marcado por la diversidad y más por el futuro común que tienen en el tiempo”.

El ingeniero Jaime Herrera de la asociación Integración Latina, entre cuyos componentes se registró una pelea reportada por la crónica, precisó que en su asociación nunca existieron baby gang, que el deporte es motivo de integración y que los involucrados en dicha pelea por motivos futbolísticos, eran todos ‘tifosi’ mayores de 30 años y no una banda.

La psícologa Fabia Orlandi, indicó que en Roma, el 60 por ciento de los casos de agresiones de grupo son realizadas por jóvenes de las llamadas ‘familias normales’. Son más bien casos de ‘bullismo’ o sea prepotencia de cabecillas de grupo que necesitan de un público que les aplauda. Y no se trata de pandillas que se disputan el territorio como indicado por algunas crónicas sensacionalistas.
Escuela, perspectivas laborales, seguimiento de los hijos por parte las familias, en el caso de extranjeros muchas veces los padres deben trabajar un poco menos y dedicar algo más de tiempo a los menores, profundizar la problemática y no crear estereotipos, crear políticas laborales para los jóvenes, entender y respetar las perspectivas que ellos esperan, fueron algunas de las sugerencias dadas por los relatores.

 

¿Cómo obtener el reembolso por un pasaje de avión que ha sido cancelado?

Trabajo ocasional, sí con soggiorno pero no sirve para renovarlo