in

El “Racismo es un Crimen” en Italia. Breve guía para defenderse y denunciar!

El Racismo no es una opinión, es un delito penado por la ley. Aquí te explicamos como reconocerlo y combatirlo.

La creencia que la raza, color, ascendencia, religión, origen nacional o étnico sean factores primordiales para alimentar el prejudicio hacia individuos o grupos de manera irracional de intolerancia, además y sobre todo es un delito castigado por la ley italiana.

La Constitución italiana condena toda forma de racismo, lo declara el artículo 3

“Todos los ciudadanos tienen igual dignidad social y son iguales ante la ley, sin distinción de sexo, raza, idioma, religión, opiniones políticas, condiciones personales y sociales”.

Y por ciudadanos se entiende también los extranjeros residentes en Italia

De hecho, según el artículo 2 de la ley N. 286 de 1998, a los ciudadanos no comunitarios “Presentes en el territorio”, el Estado debe garantizar el respeto de los derechos inviolables del hombre, que están dentro la categoría de los derechos civiles.

La igualdad entre las personas es la base de cada sociedad democrática la que debe, por lo tanto, garantizar a través de sus instituciones protección y provención de toda la comunidad de actos o comportamientos discriminatorios.

Expresión de este requisito son las innumerables leyes a nivel nacional e internacional, que con los años han luchado para renforzar las bases para contrarrestar cada vez más el racismo (L.654/1975; Decreto Legislativo nº 215/2003 y Decreto legislativo no. 216/2003 implementación de directivas comunitarias; Decreto Legislativo Nº 198/2006).

Ante la gravedad de este fenómeno, hay duras penas para los culpables

Conforme a la ley N. 654 de 1975 quien difunde cualquier tipo de idea basada en la superioridad o en el odio racial o étnico, o instiga a cometer o cometa actos de discriminación por motivos étnicos, raciales, religiosas o nacionales, será castigado con prisión de hasta un año y seis meses con una multa de hasta 6.000 euros.

Mientras que cualquier persona que cometa o instiga a cometer actos de violencia o provocación a la violencia por las mismas razones, se sancionará con prisión de seis meses a cuatro años.

Reconocer la discriminación

Cualquier conducta que, directa o indirectamente implique una distinción, exclusión, restricción o preferencia basada por la raza, color, ascendencia, origen o creencia religiosa es considerada por la ley italiana discriminatoria (art. 43 del d.l.. 286/98).

Pueden ser considerados también factores de discriminación también por razones lingüísticas o por la procedencia geográfica.

Es un comportamiento ilegítimo aunque no sea intencional, porque sin embargo destruye o compromete el reconocimiento, de la libertado del ejercicio de los derechos humanos y de las libertades fundamentales.

A menudo es difícil evaluar lo que se considera la discriminación y lo que es el racismo. Por esta razón que la ley se ha preocupado de definir este concepto, así como dar una protección específica a la discriminación que existen dentro el ambiente de trabajo y en las relaciones con las administraciones públicas o con operadores comerciales.

Realiza un acto de discriminación:

1) el funcionario público que en el desempeño de sus funciones comete u omite acciones con respecto a un extranjero que, únicamente debido a su estado de extranjero o de pertenencia a una determinada raza, religión, origen étnico o nacionalidad, (discriminar injustamente);

2) cualquier persona que imponga condiciones desventajosas o se niege a ofrecer bienes o servicios ofrecidos al público a un extranjero sólo por su condición de extranjero o por pertenecer a una cierta raza, religión, origen étnico o nacionalidad (diferentes precios en el bar);

3) cualquier persona que imponga ilegítimamente condiciones desventajosas o se niege a proporcionar el acceso al empleo, vivienda, educación, formación y servicios sociales y asistencia social al extranjero regularmente en Italia, solamente por su condición de extranjero o de pertenencia a una determinada raza, religión, origen étnico o nacionalidad (arriendos);

4) el empleador o sus agentes los que tengan cualquier acto o conducta perjudicial que produzca un efecto discriminatorio aunque si es en manera indirecta con los trabajadores debido a la pertenencia a una raza, un grupo étnico o lingüístico, confesión religiosa, o a ciudadanía.

Qué hacer cuando usted sufre discriminación?

Acción civil
Quién ha sido víctima de un acto discriminatorio por un privado o por alguien que tenga un cargo público puede recurrir a la autoridad judicial ordinaria para solicitar el cese de la conducta perjudicial y la eliminación de los efectos discriminatorios

Para ello, la víctima de discriminación puede presentar, personalmente o a través de un abogado o una asociación, una solicitud en el registro del Tribunal Civil de la ciudad donde vive junto a las pruebas fundadas a la apelación se pueden entregar también datos estadísticos, de los que se puede presumir la existencia de actos, acuerdos o comportamiento discriminatorio (por ejemplo reclutamiento, esquemas de contribución, asignación de tareas y calificaciones, traslados, despidos, etc.. de la empresa en cuestión).

Es el momento en que el demandado (la persona que cometió el acto discriminatorio) deberá probar que no hubo discriminación. El Tribunal, una vez que ha establecido que hubo un acto discriminatorio, acogerá con beneplácito la apelación con el fin del cesameinto de la conducta discriminatoria y que se eliminén los efectos.

Podrá además solicitar al infractor a pagar los daños y perjuicios sufridos eventualmente con capital no patrimonial; Incluso el juez podrá ordenar la publicación de la medida contra el demandado, en una edición de un periódico nacional reconocido.

En el caso de condenas a cargo de empleadores que han tenido algunos beneficios monetraios Regionales o del Estado para obras públicas o servicios el juez deberá comunicar la ejecución de las medidas a las autoridades que concedierón la prestación o el contrato. Por lo tanto el beneficio puede ser revocado y, en casos más graves de discriminación, se puede pedir la exclusión del responsable por dos años para cualquier tipo de concesión financiaria o de crédito.

Si la sentencia del juez no es apelada dentro de 30 días, se convierte en definitiva en todos los aspectos

Acción penal
Junto con el derecho a solicitar el cesamiento del comportamiento, es posible presentar una queja/denuncia al Tribunal Penal del lugar donde se produjo el evento el mismo que es tema de delito con el que se solicita la detención de quienes cometen discriminaciones.

También en este caso el Tribunal, después de determinar la responsabilidad de quienes hayan cometido el delito, puede pedir la indemnización por daños materiales y daños morales de la víctima que se ha constituito parte civil en el proceso.

Además de la pena, el juez podrá ordenar, sanciones auxiliares que incluyan obligaciones específicas para el culpable.

Estos pueden ser obligados a hacer actividades no remuneradas en beneficio de la comunidad con fines de utilidad pública; se podrá esperar la suspensión de la licencias de conducir, del pasaportes y de los documentos válidos para viajar al extranjero por un período de hasta un año; además podrá ordenar la prohibición de participar en actividades de campaña electoral para las elecciones políticas o administrativas.

Te puede interesar: Ciudadanía Italiana: Requisitos para la solicitud por residencia en el 2019 tras el Decreto Salvini


C.Z.León

Exִámenes Médicos Gratis para mujeres Ecuatorianas en Roma

Conciertos Fiesta 2019: Todos los cantantes latinos en Concierto en Fiesta – Roma