in

Stop a la temporada de Esquí en Italia por aumento de casos Covid19

esquí

Prolongación de cierre de pistas de esquí en Italia desata tempestad de críticas.

¡Qué frustración! ¡Nos toman por el pelo!”: protesta Matteo Morsia, un esquiador de 27 años, tras la decisión del gobierno de postergar in extremis este lunes la reapertura de las pistas de esquí por el aumento de brotes debido a las variantes de coronavirus.

Furioso, exige el reembolso de los gastos que ha hecho para esquiar en Valdidentro, cerca de Bormio, en el corazón de los Alpes, en el norte de Italia.

La fecha para la reapertura de las pistas de esquí fue pospuesta varias veces y según el nivel de contagios tras las breves aperturas, con pistas, refugios y funivías repletos de gente pese al virus.

El domingo, el ministro de Salud, Roberto Speranza, confirmado por el nuevo gobierno liderado por el economista Dario Draghi, firmó prolongar el cierre de las pistas de esquí hasta el 5 de marzo.

La decisión suscitó una tempestad de protestas entre los apasionados de los deportes de invierno así como entre los políticos.

“Es un desastre. Hace una semana que llevamos preparando las pistas para la inauguración y elaborando un protocolo sanitario. El anuncio a última hora es inaceptable”, lamenta Denis Trabucchi, 35 años, instructor de esquí.

“Multitudes de personas salen a los grandes centros comerciales que están siempre abiertos, mientras aquí, que estamos al aire libre, fácilmente se puede mantener la distancia”, sostiene.

Trabucchi es uno de los 3.000 instructores de esquí que quedaron desempleados en Lombardía, la región de Italia más afectada por el coronavirus, que se ha cobrado la vida de 93.000 personas en toda la península.

Críticas al gobierno de Draghi

La controvertida decisión, desató además las primeras protestas contra el gobierno de unidad formado el sábado por Draghi, con representantes de derecha, izquierda y tecnócratas.

“No podemos seguir con los métodos del gobierno anterior. ¡Tenemos que cambiar el ritmo!”, lanzó el ultraderechista Matteo Salvini, líder de la Liga.

Salvini no pierde la oportunidad de intervenir sobre los temas más candentes tras haber obtenido la designación de tres ministros de su formación en el Ejecutivo de Draghi.

“Nuestros operadores prepararon las pistas, contrataron personal, encendieron la calefacción en los hoteles (…) Hay que indemnizarlos”, pidió el gobernador de Veneto, Luca Zaia, también de la Liga.

Te puede interesar:

Ese sector turístico representa una facturación de cerca 12.000 millones de euros al año (14.000 millones de dólares), según una estimación del sindicato Coldiretti.

La pequeña estación Happy Mountain, un lugar majestuoso dominado por los glaciares de la Cima Piazzi, está desierta mientras se preparaba para recibir a más de 300 amantes de los deportes de invierno.

Giovanni Battista Migliori, un médico de 61 años, era uno de los pocos que se había aventurado a llegar a las 06H00 a la pista nevada, desafiando una temperatura de -13 grados.

“Estoy enojado, porque no se pueden tomar decisiones el domingo por la noche para la mañana siguiente. Es una falta de respeto hacia la industria de la nieve”, lamenta.

Mientras en Suiza y Austria las pistas están abiertas, en Italia y Francia están cerradas por el temido nuevo brote de coronavirus.

“Se pierden enormes sumas pagadas por los operadores para reactivar la temporada. Es dinero tirado al desagüe”, dice el alcalde de Valdidentro, Massimiliano Trabucchi.

“La apertura de las pistas de esquí es una buena noticia para esa industria, pero un poco menos para la salud de la gente, porque el virus sigue circulando”, subraya Mauro Pancheri, 67, dueño de bar Jolly, cerca de la mítica pista del monte Stelvio, en Bormio, una de las más famosas estaciones.

A escasos metros, 2.000 pares de esquís para alquiler se apilan en el sótano de la tienda Celso Sport.

“Nuestros clientes alquilan raquetas de nieve, pero no esquís”, lamenta la propietaria, Marina Compagnoni.

“Nos hacen creer que las pistas volverán a abrir, luego aplazan la decisión. Lo que queremos es claridad, garantías para que podamos organizarnos!”, protesta.

Ante las protestas, el asesor del ministerio de Salud, el médico Walter Ricciardi, explicó en un programa de televisión que los datos cambian continuamente ya que la variante inglesa “se transmite más rápido y es más peligrosa”, por lo que pidió medidas aún más severas.

Te puede interesar:

Hipótesis nuevo Lockdown total en Italia: Se espera la última palabra

Puedo solicitar la ciudadanía italiana aunque si por un tiempo no estuve en Italia?