in

Anciana asesinada en Milán, la confesión del peruano: «Así la matamos»

Anciana asesinada en via Ponte Seveso – Milán, llega la confesión de uno de los asesinos: el peruano Calero: «Cuando dejó de gritar supe que estaba muerta».

Una emboscada que se convirtió en un asesinato premeditado. Un plan para el robo en casa de la anciana, estudiado por el peruano Mario Abraham Calero Ramirez, luego de haber observado y estudiado durante días los movimientos de la señora Fernanda Cocchi, de noventa años. Esto es lo que se supo tras la investigación del asesinato del pasado viernes en via Ponte Seveso 26, gracias a los videos de vigilancia los culpables fueron rápidamente capturados. Los ladrones-asesinos son un peruano de cuarenta y cuatro años ya nombrado Calero Ramirez, que vivía en el mismo edificio que la anciana, y el ecuatoriano de 22 años Carlos Gabriel Velasco.

Ayer por la mañana los dos culpables defendidos respectivamente por sus abogados, al momento de la declaración, se valieron de la facultad de no responder ante la jueza, sin embargo a los acusados les fue confirmado la prisión preventiva en la espera del proceso.

«Los detenidos -se lee en la disposición de la jueza- son capaces de cometer cualquier delito cruel contra la vida humana, no se detuvieron en un robo en el domicilio de una anciana que, dada su edad y condiciones particularmente frágiles, no pudo resistir a la agresión, sin embargo actuaron con el propósito de matarla y luego de apoderarse de las pocas cosas que tenía».

Con la investigación relámpago de los policías y gracias al análisis de las cámaras instaladas en la entrada del condominio dieron a conocer la imágen de un hombre con sudadera clara y una bermuda, que entró en el edificio del asesinato a las 13:57 y salió a las 15:08.

¿Quién es el hombre en los videos? fue la primera pregunta que se hicieron los oficiales

De los videos se observa que momentos antes del ingreso del hombre al edificio, se le graba con el rostro cubierto con una capucha y una mascarilla quirúrgica junto a otra persona vestida de azul y con una bolsa de celofán verde en la mano, y detiene la puerta para que no se cierre con el pie, el hombre es el peruano Calero Ramírez, quien vive en el cuarto piso y fue detenido por la policía en medio de las escaleras durante la inspección de la mañana del sábado, día después del asesinato. Inicialmente, los policías lo escucharon como persona informada de los hechos, el peruano en su primera declaración cuenta a los agentes que tiempo atrás conoció a un amigo, Gabriel Velasco, y le explicó que “en el primer piso vivía una señora mayor a la cual le podían sacar dinero».

Después de muchas preguntas y la historia incompleta del peruano llegá la terrible confesión sobre el asesinato de la anciana en Milán

Están son las declaraciones más importantes del peruano sobre el asesinato de la anciana en Milán.

“Con el ecuatoriano, Gabriel Velasco, nos encontramos a las 12 en el parque Sammartini y empezamos a conversar y a beber brandy mezclado con jugo de naranja, empezamos a caminar y a las 2 de la tarde, llegamos al edificio – agrega Calero – dejé abierta la puerta del condominio de la escalera para que Gabriel me siguiera”. Al llegar frente a la puerta de la casa de Fernanda Cocchi; «Velasco propuso tapar el ojo de la puerta, lo hizo con un recibo que tenía en el bolsillo de Carrefour; tanto Gabriel como yo nos pusimos guantes». “Después de aproximadamente media hora, cuando la anciana salió por la puerta de la casa, el ecuatoriano la tomó por detrás con un brazo alrededor de su cuello y con la otra mano le tapó la boca. Ambos entramos a la casa junto a la anciana y yo cerré la puerta con las llaves que estaban aún en la cerradura». La mujer de 90 años intentó pedir ayuda, así yo le golpeé en la cabeza con el mango de un cuchillo, y Gabriel en ese momento, agarró el cuchillo e hirió a la mujer en la nuca y en el cuello. «Cuando dejó de gritar la señora, me di cuenta que estaba muerta».

El robo tuvo lugar después del crimen

«Encontré una billetera en la cocina, habían 40 euros. Cogí el dinero y dejé la billetera en la casa, luego tomamos un par de lentes de sol, otra billetera de mujer vacía y un reloj de color acero que encontré en el dormitorio». Antes de irnos, Gabriel intentó incendiar el apartamento de tres habitaciones y hacer estallar todo abriendo el gas de la cocina. Después de esto huimos» concluyó.

Te puede interesar:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Desde el 15 de noviembre se podrán descargar certificados anagráficos online y gratuitos

Cómo y dónde solicitar el certificado de residencia en Italia?