in

Beatificación Monseñor Romero en Roma presente a la inauguración la Alcaldesa Raggi y el Presidente del Salvador

La Alcaldesa de Roma Raggi y el Presidente del Salvador presentes para la inauguración de la estatua de Monseñor Romero.

Después de 38 años el profeta mártir defensor de los más pobres y de los derechos humanos Monseñor Romero recibe la beatificación convirtiendose así en el primer Santo del Salvador.

El emblemático evento organizado por la Embajada del Salvador en Roma en el Giardino “El Salvador” conto con la participación del Presidente de la República del Salvador Sánchez Cerén, Representantes del Cuerpo diplomático Salvadoreño, Representantes de la Iglesia católica de El Salvador, la Alcaldesa de la Capital Italiana Virginia Raggi entre otros destacados representantes diplomáticos de los diferentes países latinoamericanos en Italia, a la ocasión no faltó la presencia de la comunidad salvadoreña en Italia y de otras partes del mundo.

La Embajadora del Salvador en Italia Sandra Alas Guidos, abrió la ceremonia de inauguración de la estatua de Monseñor Romero saludando a los presentes y agradeciendo por la acogida y por la ayuda fudamental del Municipio de Roma para la realización de la ceremonia pre beatificación, además recordó con voz emocionada que La beatificación de Monseñor Romero es un sueño hecho realidad: “Para todo El Salvador y para todos nosotros aquí presentes, Monseñor Romero ya era un santo Y ahora que lo ha reconocido el Vaticano más allá de llenarnos de una felicidad inmensa es un mensaje de fe y justificia” declaró.

A dar los honores de casa fue la Alcaldesa de Roma Virgini Raggi que con gran regocijo acentuó la admiración por la labor de Monseñor Romero reconociendolo como uno de los más grandes procuradores de los Derechos Humanos: “La estatua es un símbolo importante y concreto para dar homenaje al Santo del Salvador”  recalcó “Espero además que sigamos su ejemplo y que la beatificiación de Monseñor Romero  sea la esperanza que da luz para obtener el respeto de los derechos humanos y la juticia social”.

“Tener un estatua de Monseñor Romero en Roma tiene un profundo significado para todo el pueblo del Salvador, además, es un vínculo de hermandad entre las dos naciones y todo esto es un muestra de los buenos nexos del Vaticano con el Salvador, además de las buenas relaciones entre los dos países”, manifestó el Presidente de la República del Salvador Sánchez Cerén: “Para mi y para nuestro pueblo es un orgullo que tiene un legado evangélico y humanista de nuestro obispo”.

“Mi Gobierno tiene un compromiso con Monseñor Romero y es el de respetar plenamente los derechos humanos de los más pobres, los más vulnerales y los de la sociedad salvadoreña, yo personalmente me empeño cada día en avanzar por el camino del desarrollo social y económico en beneficio de todo el Salvador”.

A su vez agradeció al artista escultor salvadoreño Guillermo Perdomo quien realizó la estatua gracias al proyecto “Yo quiero a Monseñor Romero en Roma”.

El cardenal Gregorio Rosa Chávez fue quien realizó la bendición del monumento de Monseñor Romero por su parte mandó un mensaje de esperanza pensando a los migrantes salvadoreños y así enfatizó “Esperemos que vuelva la esperanza a nuestro pueblo que vive en desierto, angustia y desesperación y espero que en futuro no tengan que salir más salvadoreños del país si no que se puedan construir oportunidades para ellos”.

Presente en el evento también Ana Elizabeth Romero, sobrina de Monseñor Romero, la cual agradeció profundamente por el homenaje al hombre del pueblo su tío Monseñor Romero en nombre de la familia y de parte de todos los salvadoreños .

Negocios etnicos de extranjeros en Italia con el Decreto Salvini cerrarán a las 21.00

Monseñor Romero primer Santo del Salvador beatificado por el Papa Francisco en Roma