in

Se Busca Ecuatoriano en Roma con Sida su mujer infectada lo denucia: Estaba inscrito en sitios para encuentros sexuales

Todo comenzó con la denuncia de la ex esposa. “Cuando aún estábamos casados, me trasmitió el SIDA yo además descubrí que él ya sabía que estaba enfermo de Sida, fue lo peor para mi”, dijo la mujer a la policía. Las investigaciones han iniciado de inmediato, esta es una nueva noticia que hace temblar a Roma que no quiere pasar nuevamente la pesadilla de un trasmitidor serial.

El hombre, originario de Ecuador y residente en la zona norte de Roma, es buscado por los policias por delitos de epidemia grave y lesiones graves.

Quien  acusó al extranjero de ser un trasmetidor fue la ex cónyuge que, después de someterse a un análisis de sangre, descubrió lo que nunca hubiera deseado: ella también estaba infectada por la terrible enfermedad que, desafortunadamente, cuando el SIDA ya tiene algún tiempo en el cuerpo como en este caso, no deja salida. Así la mujer con los análisis en las manos reportó todo a la estación de policía de la zona de San Basilio, como reporta en su artículo el periódico italiano Leggo.

En las primeras investigaciones salió a la luz que en pasado el sudamericano ya había sido denunciado por un intento de violación contra un menor.

De hecho, cuando el hombre de nacionalidad ecuatoriana trabajaba en una compañía que tenía un contrato de limpieza en un edificio en la zona Prati de Roma, habría intentado abusar de un niño de diecisiete años, como escribe el periódico Leggo, afortunadamente, en ese caso, dado que no hubo intercambio de fluidos orgánicos entre la víctima y el violador, la infección no ocurrió.

Pero el miedo a una epidemia permanece. Especialmente dadas las primeras investigaciones.

Los investigadores descubrieron además que el hombre estaba inscrito en sitios para encuentros sexuales ocasionales, chat conocidas y que pueden acceder todos. Un detalle que no debe ser subestimado ya que esto podría aumentar el número de personas infectadas, subraya Leggo en su artículo.

La historia se parece mucho a la de Valentino Talluto, el romano de 34 años condenado a 24 años de prisión por haber infectado, sabiendo que está enfermo de SIDA, unas treinta mujeres que había conocido online. Recuerda también al caso que tuvo lugar a principios de la década del 2000, nuevamente en Roma, cuando una prostituta apodada Blancanieves, que dirigía una casa de eventos en Via dei Gelsi en el barrio de Centocelle, fue arrestada por el crimen de epidemia.

Lee también: Así afecta el nuevo Decreto Salvini sobre la ciudadanía a los extranjeros que viven años en Italia

Así afecta el nuevo Decreto Salvini sobre la ciudadanía a los extranjeros que viven años en Italia

Ley racista en Italia para los niños de padres extranjeros en Lodi: Los italianos dicen “No se tocan los niños”