in

Los Colombianos en Milán confiesan: Lo cortamos en pedazos porque ayudó a escapar a nuestro rival

El caso del hombre colombiano decapitado y mutilado en Milán se resolvió en poco menos de tres días de investigación.

Fue la reacción inmediata de los investigadores quienes, incluso antes de identifucar el cuerpo de la víctima, escucharon a los testimonios así pudieron realizar tres arrestos en un tiempo récord.

Fue gracias a un testimonio clave que se reconstruyó todas las fases del asesinato, que ahora solo se espera la confirmación con la autopsia.

El Crímen de Milán nace dentro de la comunidad colombiana

Todo habría sucedido en pocas horas: el pasado sábado por la noche en una casa en Via de Milán Carlo Carrà, en una fiesta de cumpleaños en la que habrían participado varias personas de nacionalidad colombiana,

Algunos viven en Italia desde hace mucho y tienen documentos otros son irregulares y otros han llegado hace algunas semanas con una visa de turista: el lugar de los hechos es la casa es la del colombiano de 38 años William Gomez Arango, el cumpleañero, que habría invitado a varios amigos. Que según el artículo de Repubblica, no sabría nada sobre las malas relaciones entre sus invitados.

El cuerpo hecho pedazos y carbonizado aún no identificado lo llamaremos “Christian”, la víctima, habría tenido una discusión con sus otros dos invitados, Pericles (Jonathan Hernández Vega) colombiano, el hombre que según la policía habría cortado la garganta a Christian y que fue arrestado en el aeropuerto en Malpensa doce horas después de que comenzó la investigación, el  jóven de 21 años estaba a punto de embarcarse en Malpensa para regresar a Sudamérica y Mateo (Dinal Mateus Cardenas), jóven colombiano de 20 años quien después del asesinato había tratado de desaparecer sin embargo fue detenido en Francia, es sería quien apuñaló varias veces a Christian.

La culpa de Christian – como llamamos a la victíma hecha pedazos y carbonizada – habría sido de haber ayudado a un amigo suyo, Tony, a esconderse para evitar que encontrara a los tres arrestados que lo buscaban después de una discusión violenta aparentemente por un hecho aún no muy claro ocurrido hace algún tiempo en Argentina.

El asesinato nace de una disputa entre compatriotas colombianos

Christian – la víctima – se encuentra rodeado de sus enemigos: en pocos minutos la situación se precipita. El propietario colombiano de la casa William Gomez Arango uno de los primeros arrestados y su novia que vivian juntos en la casa donde ocurrió el crímen habrían salido a buscar a Tony para aclaran la situación; pero los otros dos colombianos, Pericles (Jonathan Hernández Vega) y Mateo (Dinal Mateus Cardenas) una vez solos, habrían apuñalado a su rival varias veces y cortado la garganta dejandolo sin vida.

William Gomez Arango y su mujer habrían regresado a casa y cuando habrían descubierto lo que sucedió no habrían podido hacer nada: la mujer fue la primera en confesar a los investigadores cómo el cuerpo de la víctima fue despedazado y escondido en una maleta. Las maletas habrían sido cargadas en el automóvil de Vega y así lo habrían transportado en Via Cascina dei Prati, donde fue abandonado e incendiado con gasolina.

Si embargo el apresurado intento de hacer que el cadáver desaparezca con las llamas no les fue bien: suena la alarma, llegan los bomberos y, en la confusión, alguien se da cuenta que el automóvil de los colombianos se aleja del lugar de los hechos!.

El domingo por la tarde, William Gómez Arango y Jonathan Hernández Vega fueron arrestados en pocas horas después de la masacre el tercer colombiano Dinal Mateus Cardenas fue arrestado después de dos días y será extraditado de Francia el próximo miércoles.

La mujer se convirtió en un testigo clave y aclaró toda la dinámica del asesinato y el intento de ocultar el cadáver

Los investigadores siguieron la ruta que hizo el automóvil y así encontraron rastros de sangre muy evidentes tanto en el apartamento en Via Carra, en el automóvil usado para el transporte y las maletas que fueron encontradas medio quemadas con el cuerpo carbonizado entre los botes de la basura, todo actualmente ha sido incautado.

Después de que la mujer de Hernández, contó todo a los investigadores el colombiano dueño de la casa del lugar de los hechos fue interrogado ayer durante varias horas, y comenzó a colaborar con los investigadores, aclarando que de ninguna manera había participado en el asesinato, sino que había colaborado en la operación macabra de hacer pedazos el cadáver.

Lo que queda por aclarar son solo detalles de uno de los crímines más sangrientos en Milán en los últimos años y la identificación del cuerpo del hombre hecho pedazos y carbonizado.

Te puede interesar: Encuentran en Milán Cuerpo hecho Pedazos y Carbonizado: Dos Colombianos Arrestados

Saldrá la sanatoria 2019 para extranjeros en Italia sin papeles?

Quiénes son los Colombianos en Milán que masacraron y carbonizaron un hombre?