Yasuní - YasuNo ¿Qué pasa con el Yasuní ecuatoriano? - Expreso Latino

Primera plana

Yasuní - YasuNo ¿Qué pasa con el Yasuní ecuatoriano?

Pequeño enfoque reasuntivo de lo que está sucediendo en Yasuní.

 

 

 

 

 

27 Agosto 2013 - También el camino de los iniciados - que ven lejos y mejor - se enferma por incomprensión y desidia.

Lo está comprobando, nuevamente, Rafael Correa, quien tuvo el valor en el 2007 a formular en la ONU una avanzadísima iniciativa: dejar bajo tierra el petróleo del Parque Yasuní, para ayudar a disminuir las emisiones de gases con efecto invernadero.

Yasuní - YasuNo ¿Qué pasa con el Yasuní ecuatoriano?

Aunque los ambientalistas europeos y del mismo Ecuador, hacen campaña para proteger el ecosistema del insensato despojo en auge, tan extraordinaria propuesta no levantó demasiados aplausos. Quizás porque el presidente andino pidió cierta compensación a cambio, pues el suyo no es un país en condiciones de dilapidar.

En un fondo especial controlado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, los gobiernos y empresas debían ingresar 3,600 millones de dólares en 12 años. Pero en los 6 transcurridos desde aquella oferta, solo se logró obtener el 0,37% de la cifra.

“El mundo nos ha fallado”, dijo Correa al aludir a ese corolario, añadiendo que “Necesitamos nuestros recursos naturales para superar la pobreza y la miseria”, cuando anunció “Con profunda tristeza, pero también con absoluta responsabilidad con nuestro pueblo y nuestra historia, (que) he tenido que tomar una de las decisiones más difíciles de todo mi gobierno. He firmado hoy el decreto para la liquidación de los fideicomisos Yasuní ITT”.

Pendiente de que el Parlamento apruebe su decisión, explicó que el proyecto pretende salvaguardar esa reserva natural, (la de mayor biodiversidad por kilómetro cuadrado en toda laAmazonía) pues solo se explotaría un territorio equivalente al uno por mil del parque. Con ello el país obtendrá poco más de 18, 000 millones de dólares que serán dedicados al desarrollo, comenzando por el de las comunidades de la propia zona.

Ecuador tiene casi el 60% de su geografía bajo régimen de suelo protegido, porcentaje que lo ubica entre los primeros lugares en América del Sur, por encima de otras naciones de mayor tamaño y potencialidad económica. La visión de Correa es mantener ese status pero considerando que los seres humanos –y su bienestar- son parte de la naturaleza.

Sería muy positivo, ciertamente, evitar la emisión de 400 millones de toneladas de CO2, a la atmósfera (que se generaría con la combustión del hidrocarburo, no con la extracción) si se deja tranquilo el yacimiento citado. El favor se le haría a la Humanidad mientras los países más contaminantes y ricos, siguen envenenando la casa común y respirando un oxígeno generado en el pulmón amazónico, sin coste alguno.

Yasuní - YasuNo ¿Qué pasa con el Yasuní ecuatoriano?

El gobierno de Correa ha venido aplicando la que califica como Estrategia Nacional para la Erradicación de la Pobreza. Consiste en otorgar servicios de agua potable y saneamiento, lo que denomina protección integral al ciclo de vida, o sea, atenciones médicas de todo tipo; enseñanza (incluye un bono mensual a las familias para que envíen sus hijos a la escuela y no a mendigar o hacer trabajos ilegales), perfeccionamiento de las universidades, entre otras posibilidades de inclusión económica y promoción social.

Según recientes declaraciones de Martín Hopenhayn, director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL, bajo la administración de la Revolución Ciudadana, Ecuador se ubicó en primer sitio dentro de Latinoamérica en lo que respecta a la disminución de las desigualdades y el tercero en reducción de pobreza.

Otras informaciones dan cuenta de que a semejanza de años anteriores, el Plan Anual de Inversiones 2013 contempla el uso de más de la mitad de ese presupuesto (7,000 millones de dólares) para operaciones contra la pobreza. Esas son parte de las credenciales que puede mostrar el gabinete de Rafael Correa, para dar fe sobre el destino de los posibles nuevos ingresos.

Cuando Correa y sus seguidores iniciaron estas transformaciones, Ecuador llevaba 10 años de crisis económico-financiera y con una enorme inestabilidad institucional. Hoy, con un crecimiento del 4,3%, está por encima del promedio en Latinoamérica (3,5%), ventaja revertida sobre la sociedad y al margen del modelo neoliberal, otra virtud. Estas particularidades palpables le otorgan prestigio a una nación que la había perdido y certeza a socios eventuales entre los muy desarrollados.

Yasuní - YasuNo ¿Qué pasa con el Yasuní ecuatoriano?

El criterio conservacionista del presidente y su gabinete se remonta a las primeras etapas de su mandato. En el 2010 estableció un tope a la producción de petróleo (no sobrepasar el medio millón de barriles diarios), renegoció los contratos con las empresas extranjeras, aumentando las tasas impositivas y disuadiéndoles de realizar nuevas prospecciones. El proyecto no podía dirigirse a liquidar la principal fuente de ingresos nacionales, pero sí ubicarlo dentro de límites ecológicamente admisibles.

La que va a explotarse en un área pequeña(200 Há, del millón que posee el Parque). Será trabajada con una tecnología muy avanzada, de un mínimo impacto ambiental y bajo observación permanente. La ministra del ramo, Lorena Tapia, garantizó que habrá un responsable control de la zona.

Los opositores a este objetivo, algunos serios y convencidos, junto con otros mal intencionados y oportunistas, acusan al gobierno ecuatoriano de llevar a cabo una política extractivista. Correa ha dicho sobre esa bizantina discusión que la lucha contra la pobreza es demasiado compleja como para reducirla a si alguien está en contra o a favor de la minería.

Será, añado, porque el puesto en la picota es un país pobre. Como otros de su estirpe no puede darse ciertos lujos. El jefe de estado aseguró hace poco en Alemania, que si algo necesitan sus coterráneos en diferentes sitios de Ecuador son carreteras, fuentes de trabajo digno, alimento y educación.

Yasuní - YasuNo ¿Qué pasa con el Yasuní ecuatoriano?

Cuando expuso que “la iniciativa se adelantó a los tiempos, y no pudo o no quiso ser comprendida” por la comunidad internacional y que “El factor fundamental del fracaso (del proyecto) es que el mundo es una global hipocresía”, Correa resumía un montón de verdades ante las cuales los mayores culpables,-entre otros- prefieren cerrar la mirada y hacer galimatías.

Otra actitud no les es posible: cuenta con el mayoritario apoyo a su gestión: Ecuador es otro y tanto que se ha dado de lujo de invitar a sus compatriotas emigrados a que regresen a su país.

Cientos y cientos ya lo han hecho.

 

Cortesía de Elsa Claro

Para: Progreso Semanal/ Weekly