Túnez: Nueva foto de Amina en topless en Facebook por protesta - Expreso Latino

Primera plana

La activista Amina Sbui reta a Túnez con otro topless, publica en la web de Femen una imagen suya con la frase "No necesitamos vuestra democracia" escrito en el torso, apenas una semana después de ser puesta en libertad provisional.

16 Agosto 2013 - La activista de la organización feminista Femen Amina Sbui ha publicado este jueves una nueva fotografía en topless para protestar contra las autoridades tunecinas, apenas una semana después de ser puesta en libertad provisional hasta la celebración del juicio contra ella por realizar una pintada en la localidad de Kairuán, que tendrá lugar en octubre. En la imagen, Sbui aparece desnuda de cintura para arriba con el texto "No necesitamos vuestra democracia" escrito en el torso y encendiendo un cigarrillo que tiene entre los labios con un cóctel molotov.

 La organización Femen que ha publicado la imagen en su página oficial, ha indicado que "Amina protesta contra el falso modelo islamista de democracia implementado por las autoridades tunecinas". "¡Amina reclama una verdadera revolución!", ha remachado.

Sbui, también conocida como Amina Tyler, fue arrestada en mayo tras realizara dicha pintada (la palabra FEMEN) en el muro de un cementerio cercano a una mezquita en la localidad en protesta contra el grupo salafista Ansar al Sharia, que tenía previsto celebrar ese día un evento anual en la ciudad pese a no contar con el permiso del Gobierno. La decisión de otorgarle la libertad provisional tuvo lugar apenas unos días después de que un tribunal de Msaken (noreste) sobreseyera el caso contra ella por "ultraje contra un funcionario público". Sbui ha sido multada por el momento con 300 dinares (alrededor de 140 euros) por poseer en el momento de su detención un espray pimienta que las autoridades presentaron como un "objeto incendiario".

En respuesta, Femen expresó su satisfacción con la decisión del tribunal e indicó que "es el resultado de la presión de la organización y de la comunidad internacional". Asimismo, dijo que se trata de "la segunda gran victoria frente al islamismo", tras la liberación en junio de tres activistas europeas condenadas por protestar en topless contra la detención de Amina. Por último, subrayó que continuará sus acciones "hasta la liberación incondicional" de la activista.

Las francesas Pauline Hillier y Marguerite Stern y la alemana Josephine Markmann fueron detenidas el 29 de mayo mientras protestaban ante el Palacio de Justicia en contra la detención de Sbui, quien fue la primera tunecina en aparecer semidesnuda en Internet en el marco de una campaña impulsada por la organización feminista.

Sbui fue situada en el centro de la polémica tras publicar dicha fotografía en Facebook para respaldar a Femen. Tras ello, el imam tunecino Adel Almi emitió una fatua (pronunciamiento legal no vinculante en el Islam) condenando a la joven a ser latigada en cien ocasiones y lapidada hasta la muerte. Almi afirmó que Tyler "quería destacar y llamar la atención posando desnuda". "Esto significa que ya no tiene nada que perder y no puede ser consciente de la sacralidad de la mujer. Estas situaciones han de ser reprimidas para evitar eventuales catástrofes", agregó.

El imam es una figura controvertida que encabeza la Asociación Centrista de la Sensibilización y la Reforma y que en los últimos meses ha provocado varias polémicas en el país. Si bien la fatua es un edicto no vinculante a nivel legal y no implica una condena administrativa, sí podría provocar que una persona que exprese su adhesión al texto la utilice como justificación para llevar a cabo el castigo impuesto por Almi.

Desde la caída del Gobierno de Zine el Abidine ben Alí se ha registrado un resurgimiento de movimientos islamistas de corte radical, que abogan por una interpretación estricta de la sharia y que han azuzado y protagonizado ataques contra personalidades laicistas e izquierdistas del país, así como contra edificios y símbolos de otras religiones.

Uno de los principales caballos de batalla de las fuerzas reformistas del país, que encabezaron las manifestaciones contra Ben Alí pero que no consiguieron imponerse en las elecciones debido al respaldo con el que cuentan las formaciones islamistas en los núcleos rurales, es el impulso de los derechos de la mujer y de las libertades civiles.

Público