Trans colombiano condenado a cadena perpetua en China es repatriado por razones humanitarias - Expreso Latino

Primera plana

Sara María Galeano llegó al país, tras siete años en una cárcel del país asiático.

En la tarde de este jueves arribó al país la colombiana Sara María Galeano, la única miembro de la comunidad LGBTI que estaba presa en China por intentar ingresar droga a tierra asiática.

“Estoy muy emocionada de estar en el país, no tengo palabras para expresar lo que siento. Fueron siete años, seis meses y una semana que estuve en una cárcel de China. Fue muy difícil, ellos tienen sus leyes y son muy estrictos”, comentó Galeano a su llegada a Colombia, al tiempo que aseguró que su vivencia “es una experiencia más”.

Sara María permaneció en una cárcel china por más de siete años realizando labores duras como doblar hierro, pese a su condición de transexual y a que porta un virus que le ha deteriorado sus defensas en los últimos años, según afirmó su familia.

Sus primeras palabras al pisar suelo colombiano fue que estuvo “por fuera de Colombia por bruta”, porque cometió el “error” de irse “con droga para China”.

Durante el viaje de traslado, que se realizó atendiendo su estado de salud y los protocolos de seguridad, Galeano estuvo acompañada por dos custodios del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), quienes viajaron hasta China para recibirla.

"Estoy agradecida con Dios, con el Gobierno colombiano y con el de China, que permitieron el cambio de prisión. También muy agradecida con la cónsul, Juliana Ortega, quien luchó por mi repatriación", añadió.

La mujer fue recibida en el aeropuerto El Dorado por un grupo de delegados de las entidades que intervinieron en el proceso de repatriación, y por el equipo médico dispuesto para su evaluación.

"No arriesguen lo más hermoso que tienen, que es la libertad, el amor de la familia, esto es lo que más vale", afirmó, como mensaje a todos los que piensan salir del país con droga.

Galeano, una mujer transgénero, de 39 años y propietaria de un salón de belleza en Pereira, fue detenida el 25 de agosto del 2009 con 3.000 gramos de cocaína.  Fue condenada por el Gobierno chino a cadena perpetua por tráfico de drogas. No obstante, esta condena fue conmutada a 18 años y 3 meses por arrepentimiento, reeducación, trabajo y buen comportamiento.

La información sobre el encuentro que pueda tener con sus familiares, el lugar a dónde será trasladada y los temas relacionados con el cumplimiento de su condena en el país, son resorte del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) y del Ministerio de Justicia y del Derecho.

Fuente: Cancillería Colombiana

Lee también: Kuczynski será el primer presidente latinoamericano en reunirse con Trump