Regularización. Ahora Cuidado con los Estafadores - Expreso Latino

Primera plana

Regularización. Ahora Cuidado con los Estafadores italia roma

La experiencia del pasado enseña, qué, muchos intentarán aprovecharse del deseo de obtener un permiso de residencia. Entre los falsos empleadores e intermediarios/ mediadores, los "clientes" tienen mucho que perder y poco de ganar

 

 

Roma, 30 Julio 2012 – La nueva regularización la esperan cientos de miles de inmigrantes, pero en estos días también están brindando muchos chacales estafadores que llenaran sus bolsillos con las esperanzas de sus clientes.

No se necesita la bola de cristal para entender cómo estos estafadores entrarán en acción, solo necesitamos mirara hacia atras, al pasado reciente, con la - sanatoria – para las amas de casa y niñeras del 2009. Para ese entonces el fraude comenzó incluso antes de presentar las solicitudes para tal regularización, con muchos hechos los vivos que vendian a precio muy alto, más a menudo a tantos ingenuos compatriotas, los formularios necesarios para pagar la contribución para la –sanatoria-. Módulos que en realidad, se distribuian gratuitamente en las oficinas de correos y bancos.

Luego cuando entró en vigor, aparecierón por todas partes muchos supuestos voluntarios empleadores, en su mayoría italianos, asistidos igualmente por intermediarios/mediadores, estos últimos a menudo extranjeros. El cuestión era: "La solicitud la presento yo por ti, con la condición que usted pague una contribución por mi discreto servicio". ¿La cuenta? Varios miles de euros, dinero que a menudo no se convirtierón nunca en una verdadera regularización porque los - Sportelli Unici - que examinaban las solicitudes detectaban fácilmente detectan formularios sospechosos.

Las técnicas de los estafadores fueron varias y de manera diferente. Hay quienes cobraban, incluso sólo un depósito, ni siquiera presentban la solicitud de regularización y tal vez entregaban incluso al cliente un recibo falso. Otros presentaban decenas, mientras podian presentar sólo una, o presentaban sólo una, sabiendo además de no cumplir con requisitos para ser aceptados. Alguien puso incluso la firma del contrato del permiso de residencia haciendo pasar su oficina comercial como el Sportello Unico para la inmigración.

Para los inmigrantes que terminarón en sus garras había poco que hacer. No tenian los requisitos para ser regularizados y presentandose a la policía para denunciar a quien les había engañado, inmediatamente por ley sería expulsado de territorio italiano. Las personas que pudierón rastrear los empleadores e intermediados / mediadores y falsos tratando de recuperar su dinero han obtado en la mejor de las ipótesis enviar amenazas tipo: "desaparece, o si no ya veras que no quedas vivo".

Para tener una idea del tipo de estafas y sus resultados podemos leer el documentado dossieres sobre la regularización 2009 Publicado por los Naga, asociación de voluntariado en Milán que el próximo martes sostendrá una reunión pública para advertir las posibles víctimas de los fraudes de los nuevos estafadores.

"Tememos que los fraudes ya hayan iniziado y así queremos de antemano ponerlos en alerta con información adecuada. Conscientes de que los inmigrantes que “caen” no son tontos, pero a menudo personas desesperadas que intentarían de todo para obtener un permiso de estadía ", dice Fabio Forfori, Coordinador de la ventanilla jurídica de Naga.

En definitiva, la experiencia enseña, y quien en estos días está pensando comprarse la regularización está alertado. Mejor mantenerse alejado de las promesas ilusorias: Puede regularizar sólo el empleador "real", el empleador que hasta ahora necesariamente lo ha tenido trabajando en negro por qué no tenian una permiso de residencia. Y recuerden que la contribución de mil euros, además de atrasos de impuestos y contribuciones, debe estar siempre acargo del empleador.

Finalmente, debemos tener en cuenta que sólo en las semanas que vienen saldrán el decreto interministerial y las circulares que definirán las modalidades para las aplicaciones, limitación de ingresos de parte de los empleadores y otros detalles, incluyendo los documentos válidos para demostrar que el trabajador se encuentra en Italia desde al menos el 31 de diciembre de 2011.

Mejor no confiar en aquellos que hoy dicen de saber más de lo que ha sido publicado en la Gaceta Oficial. Especialmente si piden dinero a cambio de ayuda e información.

 

Por: Elvio Pasca
Versión en Español: Cristina Zambrano León