Proponen un ministerio para la Inmigración - Expreso Latino

Primera plana


Claudio Martelli: la inmigración no puede ser reducida a una cuestión de orden público, bensí de manera orgánica.

Roma, 28 de febrero de 2011
– En una reciente entrevista Claudio Martelli, autor de la primera ley italiana sobre el tema inmigración ha declarado la importancia de instituir un ministerio de la Inmigración que reúna en sí las competencias de los varios ministerios, desde el ministerio de Salud al ministerio de Relaciones Exteriores, comentando que el fenómeno “no puede ser reducido a una cuestión de orden público, debe ser disciplinada de manera orgánica”, explicó.

La ley Martelli creada en 1990 precede las leyes de la Turco(1998) y la Bossi-Fini(2002).

Según el ex integrante del partido socialista, “los principios fundamentales de dicha norma deben quedarse inalterados, sobretodo el principio de ‘adopción’”.

Foto: Claudio Martelli


El principio de adopción fue abolido por la ley Bossi-Fini, en el cual se trataba de dar la posibilidad de venir en Italia solo a quienes tienen una casa, un trabajo y alguien que garantice por ellos (persona, sindicato o asociación).

“Los flujos anuales de ingresos no se pueden dejar aparte -  agrega Martelli - porque permitiría de poder tener una inmigración regulada y a eliminar la inmigración clandestina e irregulada  a la cual se ha tratado de remediar a través de ‘sanatorias’ progresivas – replica Martelli – y refiriéndose a las expulsiones, agrega: “En la última ley non se instituye la diferencia de principio entre un ciudadano interceptado y luego rechazado mientras desembarcaba ilegalmente.

Con estas personas – continúa Martelli – se ha actuado siempre con medidas penales y esto ha comportado como consecuencia problemas para la administración de la justicia, cuando hubiera sido necesario mantener todo en un ámbito administrativo”.

Martelli concluye expresando: “Sería un milagro si hoy se podría reproponer la ley así como fue escrita 20 años atrás. En esa época las reacciones negativas ante mi ley propuesta, fueron por parte de la Lega, el Partido Repúblicano y el Movimiento Socialista”.