Permesso di soggiorno in attesa occupazione: "debería ser de por lo menos dos años" - Expreso Latino

Primera plana

Casucci (Uil): “Es necesario salvar quienes han sido afectados por la crisis y se encuentran en el riesgo de tener que dejar Italia. No podemos perder cerebros y recursos. Tenemos que reabrir un canal de entrada regular".

La crisis aún no ha terminado, sin embargo se vislumbran señales del mercado de trabajo que dan esperanza. En particular, un ligero aumento de la ocupación de trabajadores extranjeros. Con estos tiempo de “lento crecimiento” aquellos que han perdido sus puestos de trabajo corren el riesgo de perder el derecho a permanecer en Italia. Necesitan un paracaídas, para que vuelvan a participaren el desarrollo del país.

“En el segundo trimestre del 2015 se registró un crecimiento del 4,2% en la contratación de trabajadores extranjeros respecto al mismo periodo del año precedente” confirma a nuestra plataforma gemela Stranieriinitalia.it Giuseppe Casucci, coordinador nacional del Departamento de Políticas Migratorias del sindicato UIL. “La tasa de desocupación de extranjeros –subraya– está al 16,9%, tocando inclusive en pasado el 18%, cuando para los italianos no ha nunca superado el 13%”.

El impacto de la crisis ha sido muy fuerte

"Sí. El Dossier Idos nos dice que el año pasado casi 150.000 permisos de residencia expiraron y no fueron renovados. La causa ha sido principalmente la pérdida del puesto de trabajo. Algunas personas se fueron, pero muchos han permanecido aquí de manera irregular, continuando a trabajar de manera ilegal. Sin tutelas y ganando menos ".

¿Por qué la crisis afectó en mayor medida a los extranjeros?

“Porque a golpeado mayormente a los sectores en los cuales eran empleados, y con respecto a los italianos son categorías más débiles y fácilmente de chantajear. Hay fuertes sospechas que a muchos de ellos sus empleadores les hayan dicho: puedes continuar a trabajar para mí, pero en negro. Es cierto que los trabajadores extranjeros son también los primeros en ser requeridos cuando la economía mejora, el problema es que aquellos que han perdido su permiso de residencia no pueden ser contratados nuevamente".

Una vez que la persona se convierte en un irregular, ¿no hay nada que hacer?

"Con las normativas actuales, NO. Si pierdes el permiso de residencia quedas fuera del mercado de trabajo regular. Por eso, cuando la crisis económica había empeorado, los sindicatos solicitaron y obtuvieron un aumento del doble de la duración del permiso de residencia por «attesa occupazione»: de seis meses a por lo menos un año, e inclusive superior o igual al tiempo de duración de las prestaciones sociales por desempleo”.

En la actualidad, el tiempo de duración para conseguir empleo ¿es suficiente?

“Evidentemente no, si 150 mil personas han perdido el permiso para quedarse en Italia. Es necesario extender ulteriormente, por al menos dos años, la validez del permiso de residencia en espera de un empleo. Es una petición que hemos hecho en repetidas ocasiones al gobierno, nunca han dicho que no, que estaban abiertos a un compromiso, pero mientras tanto sigue igual".

Para ello, ¿es necesario cambiar nuevamente la ley?

"La mejor manera sería un cambio en el Testo Unico sull’Immigrazione, tal vez con una enmienda al proyecto de ley de estabilidad 2016 actualmente en discusión en el Parlamento. Mientras tanto, podría dar indicaciones a las sedes de la policía «Questure» con una simple circular. La ley actual dice, de hecho, que el «permesso per attesa occupazione» debe ser válido por un período no inferior a un año, siendo posible desde ya emitir permisos válidos por dos años.

¿Y si la economía y el empleo mejoraran efectivamente?

"En ese caso, Italia tendría aún más necesidad de trabajadores extranjeros. ¿Qué sentido tiene buscar en el exterior sin antes volver a hacer trabajar a los que ya están aquí?. Obligar a las personas que viven desde años en Italia a tener que irse es un absurdo desperdicio de cerebros y recursos. Tenemos que salvar a los que están a punto de perder su permiso de residencia, antes de que vaya a engordar las filas de los inmigrantes ilegales".

Las entradas por motivos de trabajo están bloqueadas desde hace años. No sería apropiado colocar en marcha un verdadero decreto de flujos «decreto flussi»

"En plena crisis es comprensible que se hayan reducido las entradas. Por otra parte, el actual decreto no funciona, este se ha convertido en un mercado de solicitudes pagadas por los extranjeros, y no en un efectivo medio de demanda y oferta de empleo. El mecanismo de las entradas por motivo de trabajo debe ser modificado, por ejemplo mediante la figura del patrocinador".

Entonces, ¿las fronteras quedan cerradas hasta que no se consigue un nuevo sistema?

"No. Es necesario continuar con la autorización de nuevas entradas por motivos de trabajo, ya que al momento no existe un canal regular. No podemos ignorar que en los barcos suben y mueren también inmigrantes económicos. Si existiera otra manera de venir aquí, no se confiarían en los traficantes de personas. Bienvenidas sean nuevas cuotas para los sectores en los que existe una demanda de mano de obra y para los trabajadores de aquellos Países que nos ayudan a detener los barcos y que en estos últimos años no han obtenido nada a cambio ".

Texto original en italiano de Elvio Pasca, publicado en nuestra página gemela StranieriinItalia

Lee también: Ingresos para Italia. Trabajadores extranjeros para el Expo 2015, ya se pueden enviar las solicitudes