Parques italianos prohibida la entrada a los extranjeros, necesitan pagar y permisos para entrar - Expreso Latino

Primera plana

Esto sucede en Castel Mella, en la provincia de Brescia, las personas que no sean domiciliadas deben solicitar un permiso 10 días antes de entrar en los parques y pagar el impuesto. Según el Alcalde: "los inmigrantes se estaban convirtiendo en los dueños de los parques”.

 "¿Quién eres? ¿Qué vas a llevar? ¿Cuántas personas van a ir? A muchos les dará ganas de reir pero es una historia para llorar. Aquellos estranjeros que quieren ir a hacer un picnic en Castel Mella, cerca de Brescia, tienen que pagar.

Un reglamento aprobado el pasado 25 de julio por el Ayuntamiento que introdujo un impuesto para los "no domiciliados" que quieren entrar en el parque de la Fontanone. Ellos "no pueden utilizar la estructura (mesas, sillas y parrilla) sin primero haber solicitado a la administración municipal la autorización, la misma deve ser solicitada por lo menos 10 días laborables antes de la fecha que irán al parque, lo mismo con el pago tiene que ser efectuado antes".

El municipio quiere "proteger y mejorar el espacio verde" así como mantener "el decoro, el orden, la limpieza y el respeto al medio ambiente dentro del parque, según las normas vigentes, en particular con respecto al respeto de la paz y la limpieza dentro del parque". Para los infractores se les hará una multa que va de 50 a 500 euros, a vigilar el cumplimiento de dichas reglas serán los policías municipales.

Desde el pasado mes de junio, el alcalde de Castel Mella es Giorgio Guarneri, que hoy en el periódico italiano Il Corriere explica en términos claros las verdaderos víctimas de la medida: "los inmigrantes se habían convertido en los dueños del parque, siempre con la música con alto volumen hasta tarde cada fin de semana, quemaban las mesas y hacian demasiado ruido. Estas personas por asi llamarlas, habian convertido el parque en un caos ".

Sin embargo la administración declara que están dispuestos a ser flexible. "No somos tan intransigentes: si alguien viene de fuera, dos o tres personas de Brescia o de Flero, por hacer un ejemplo, los dejaremos entrar – asegura el Alcalde - aunque si son rumanos y no tienen el permiso. Simplemente tienen que ser educados y no prender la radio diez ".

Lee el artículo en italiano escrito por Elvio Pasca en Stranieriinitalia.it

Lee también: Llega la tarjeta para las compras para los más pobres, excluidos muchos extranjeros