Hoy la gran marcha de Venezuela en contra y a favor de Maduro - Expreso Latino

Primera plana

Crece la tensión en Venezuela a pocas horas de las marchas de la oposición y el oficialismo.

 

Desde este martes, las calles de las principales ciudades de Venezuela permanecen militarizadas. En medio del temor por la ola de violencia que pueda desatar las movilizaciones de hoy, la oposición le exige a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no reprimir las marchas.

“Los venezolanos saldrán de manera pacífica a las calles y es el momento justo para que las Fuerzas Armadas demuestren que están del lado de la Constitución” aseguró Julio Borges, Presidente de la Asamblea Nacional.

Por su parte, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, advirtió que la movilización oficialista contará con 60 mil motorizados que apoyarán al gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

La tensión de Venezuela se extiende al ámbito internacional, el Gobierno de Estados Unidos, a través del departamento de Estado, advirtió que armar a civiles en Venezuela llevará al desastre al país. Adicionalmente piden a las Fuerzas Armadas respetar la constitución.

En las últimas semanas Venezuela ha vivido una intensa jornada de protestas que han dejado decenas de heridos y según la ONG Foro Penal Venezolano, han sido arrestadas 538 personas, de las cuales 241 continúan en la cárcel.

País como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica entre otros, rechazaron en un comunicado la represión militar contra las manifestaciones. Declaración que fue criticada por el gobierno chavista.

“No podemos aceptar este tipo de posiciones, no podemos aceptar este tipo de violaciones sistemáticas a las leyes internacionales que lo único que buscan es la intervención en Venezuela. Es inaceptable.” afirmó la Canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

En medio de la tensión,  la  Asamblea Nacional acordó designa  una comisión judicial para postular nuevos magistrados como parte del proceso que busca remover a los miembros de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

 

LEIDY BONILLA - CMI