En Roma Acogida y Gran Éxito de la Orquesta Sinfónica de Jóvenes Bolivianos “Hombres Nuevos” - Expreso Latino

Primera plana

La Orquesta Sinfónica de la Juventud Boliviana del Proyecto “Hombres Nuevos” enaltece en Roma el nombre de Bolivia.

El pasado 26 de Enero los jóvenes que hacen parte de uno de los proyectos más ambiciosos del país latinoaméricano, debutó con sus melodias en la Iglesia San Ignacio de Loyola en Roma, ante un numeroso público el cual asistió emocionado y quedó satisfecho al ver la destreza de la interpretación de toda la orquesta.

Por su parte el Mons. Nicolás Castellanos, con su carisma y gran humanidad abrió el acto orgulloso de ver como se hizo realidad su misión de ayudar a jóvenes de los barrios más pobres de Bolivia; de hecho, el Monseñor tras su renuncia como Obispo a la diócesis de Palencia se estableció en Bolivia en el 1992 para dedicarse a las misiones y al trabajo por los más pobres, gracias a su trabajo fue galardonado a lo largo de su vida con merecidos homenajes, premios y reconocimientos uno de los más importates fue el premio Príncipe de Asturias de la Concordia en el año 1998.

En el evento es el protagonista por sus 25 años de trayectoria del Proyecto Hombres Nuevos en Bolivia.

En su discurso Castellanos destacó:"La Orquesta nace en un barrio marginal donde es difícil mantener la esperanza por los varios problemas que se presentan en la vida cotidiana de los habitantes y hoy puedo decir que gracias al elmento el cuál me llevó a seguir con gran motivación mi misión  que es el de evangelizar podemos ver grandes resultados y asistir a toda esta belleza, porque es importante recordar que el hombre no tiene sólo hambre de pan sino también hambre de belleza, y cada uno de nosotros tiene que llevar este don".

Presentando e invitando a los presentes a conocer "Bolivia un país fascinate" entre los aplausos agradeció a todo el cuerpo diplomático por haber promovido el evento. 

La orquesta conformada por 25 músicos y coristas solemnizó el acto, que fue dirigido por el Maestro Rubén Darío Suárez Arana, donde interpretaron la ópera San Ignacio de Loyola, el maestro con grande emoción tras nunca haber imaginado sonar ante el Papa Francisco nos confiesa que pudo comprobar la bondad y la humanidad de Francisco; y recalcó que: “El Papa es un hombre tan sencillo y sensible. Junto a él sentí paz y santidad, todo lo que nos está sucediendo va más allá de la imaginación y de los sueños”.

Rubén Darío con 20 años de carrera junto al Mons. Nicolás Castellanos, dirije la Asociación “Sistemas de Coros y Orquestas” – Sicor – en Bolivia la cuál tiene a la música como una herramienta para ayudar a mejorar las condiciones de vida de los jóvenes más necesitados, el maestro nos revela que en su carrera ha podido ver como su postulado ha ido más alla de un enunciado filosófico y ha llegado ha convertirse en realidad: “Vimos como el músico que era un niño jóven en una población en donde no se conocía la música empieza a transformar la realidad de un país, y todo gracias a Hombres Nuevos, hoy después de tantos sacrificios la gente puede ver los resultados, puede ver las fotos de los niños junto al Papa y en diferentes presentaciones en Europa, es una grande motivación para otros niños y jóvenes con dificultades. La música transforma nuestro mensaje como esperanza para un mañana mejor”, enfatizó.

Por su parte el Director del Proyecto Hombres Nuevos Alfredo Solíz Rivero nos cuenta que es un orgullo ver el éxito y los buenos resultados que ha tenido el proyecto: “Dentro el Proyecto la música es una rama de las diferentes actividades que se realizan gracias a las contribuciones y a las personas e instituciones involucradas en la lucha por mejorar la vida de niños y jóvenes, quienes invierten su tiempo libre capacitándose y capacitando a los futuros actores de la sociedad boliviana, como es el caso de los integrantes de la orquesta sinfónica que se han convertido en un símbolo de cambio, de lucha, de superación y de éxito”.

Al final del espectáculo el Embajador de Bolivia ante la Santa Sede, Julio César Caballero junto al Delegado del Estado Plurinacional de Bolivia Luis Sánchez Gómez, gracias a quienes se pudo realizar el evento, entregaron al Maestro Rubén Darío Suárez y a su Orquesta la placa de reconocimiento por el labor realizado.

A seguir los diplomáticos ofrecieron un gustoso aperitivo a los presentes.

 C.Z.León

Fotos: Ireneo Spencer

Lee también: Los ganadores de la preselección del Campeonato Mundial del Encebollado en Roma