El Papa rezó su primera misa en Cuba. - Expreso Latino

Primera plana

Al partir de México dijo: “Nunca fui recibido con tanto entusiasmo”.

Roma, martes 27 de marzo de 2012 – Decenas de miles de personas asistieron al primer acto multitudinario de Benedicto XVI en la isla, la santa misa en la plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba.

La misa celebrada por el Papa, unos 200 sacerdotes y 70 obispos fue por el 400º aniversario del hallazgo de la Virgen de la Caridad de El Cobre, la patrona de Cuba. Entre los presentes el presidente del país, Raul Castro.

Antes del inicio de la misa, la imagen de la Virgen del Cobre entró en procesión hasta el altar mayor en donde fue puesta.

"En estos momentos, estoy seguro de que Cuba está mirando hacia el mañana y quiere ensanchar sus horizontes", dijo el Papa. "Ruego al señor que bendiga a este país y a sus hijos", comentó tras las habituales críticas realizadas por un gobernante local contra el embargo de los Estados Unidos a Cuba.

Ayer al dejar México Benedicto XVI recibió la visita de grupos de mariachis que le cantaron y, cuando salió a saludarles, le entregaron un gran sombrero mexicano que se puso. El papa improvisó unas palabras de agradecimiento y les dijo: “He hecho muchos viajes, pero nunca he sido recibido con tanto entusiasmo. Llevaré conmigo, en mi corazón, la impresión de estos días. México estará siempre en mi corazón. Puedo decir que desde hace años rezo cada día por México, pero en el futuro rezaré todavía muchos más. Ahora entiendo por qué el papa Juan Pablo II dijo: «Yo me siento un papa mexicano”.