Ecuador e Italia trabajan en conjunto para solucionar problemas de tutela familiar que sufren inmigrantes ecuatorianos - Expreso Latino

Primera plana

El Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos de Ecuador reiteró esta semana el trabajo en conjunto que Ecuador e Italia está llevando adelante para solucionar problemas de tutela familiar que están sufriendo ecuatorianos migrantes residentes en Italia.

La problemática de familias ecuatorianas que perdieron la patria potestad de sus hijos en Italia se evidenció hace dos años a través de múltiples denuncias de migrantes en los consulados. Por esta razón, el Gobierno de Ecuador ha puesto a disposición equipos multidisciplinarios, jurídicos y sicológicos necesarios para ayudar a las familias que perdieron la potestad de sus hijos en Italia, especialmente a quienes quedaron sin fuentes de ingresos económicos y no pueden mantener sus hogares, ya que es en ese momento cuando las autoridades italianas intervienen, retiran a los niños y se los llevan a una casa hogar.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aprovechó la visita oficial al Vaticano, este lunes 27 de abril, para reunirse con familias cuyos hijos fueron recuperados o para las cuales el estado evitó que fueran tomados por la asistencia social. Son12 niños, niñas y adolescentes residentes en Italia que retornaron a sus hogares, de un total de 42 familias ecuatorianas que cuentan con asesoría integral por las autoridades locales.

Durante la visita, la agencia EFE y a Radio Vaticano realizaron una entrevista al mandatario, entre las preguntas que le realizaron se trató el tema de los inmigrantes ecuatorianos:

Usted acaba de estar en una cena con las familias de inmigrantes, los compatriotas ecuatorianos, ¿nos puede decir cuáles son las principales problemáticas que les afectan?

R.“(…)A inicios de los noventa, se desregularon los mercados financieros (…) congelaron depósitos un año, se eliminó la moneda nacional, un desastre completo. Eso produjo, me acuerdo de unos cálculos de pocos años, dos millones de personas que salieron del país, una verdadera tragedia nacional, familiar. Familias separadas, madres que tienen 15 y 16 años en Europa y no conocen a sus hijos, que los dejaron de seis meses. El inmenso, el infinito amor de una madre: incluso renunciar a su hijo con tal de darle a él con su trabajo una vida mejor. Pero empezó el suicidio infantil, niños de doce años que se empezaban a suicidar. Hay cantones como Chunchi, en la provincia del Chimborazo, donde más del cincuenta por ciento de los niños se están criando sin sus padres. Una verdadera tragedia nacional. Nos destruyó como sociedad, destruyó familias, centenas de miles de familias, pero eso no aparece en los números macroeconómicos (…) En todo caso felizmente se ha recuperado la economía del país, hemos logrado levantar la autoestima, hemos logrado cohesionar la sociedad y los flujos migratorios se han revertido, ahora la gente está regresando e incluso están viniendo algunos europeos que por supuesto son bien venidos. Damos todo el apoyo a nuestros hermanos migrantes, más aún porque… es que la historia es, hay que estudiarla en detalle, es impresionante, de muchos emigrantes. Porque cuando salieron del país el país estaba destruido, y no se olvidaron de su tierra, pese a lo mal que los trató su propio país. Y ese euro que se ganaban en Italia, en España, o el dólar que se ganaban en Estados Unidos lo mandaban al Ecuador. Fueron las famosas remesas de emigrantes, y fue lo que logró recuperar, o al menos hacer que continúe la economía ecuatoriana (…) La patria entera le debe una inmensa gratitud a nuestros migrantes, y además de eso por los derechos que tienen, tienen todo el apoyo del gobierno nacional con respecto a la opción que escojan. Si regresar al país, todo el apoyo, si permanecer en los países de residencia, pues todo el apoyo. Para el caso de Italia, usted me ha hecho la pregunta, lastimosamente aquí se planteó un problema bastante grave. Muchas familias fueron separadas, a los hijos los tomaba la asistencia social y los metía en estos campamentos pero, y respetamos mucho la soberanía de cada país, mucho, pero realmente creemos que la última opción, ese maltrato,la última opción debe ser separar al núcleo familiar. Y aquí parecía ser la primera opción. Entonces estamos dando mucho apoyo para esas situaciones gravísimas, muy dolorosas. Hemos tenido bastante éxito y hay dieciséis niños que han retornado con sus familias y ese fue el motivo de la cena, ver esas familias cuyos hijos fueron recuperados o las familias para las cuales evitamos que sus hijos sean tomados por la asistencia social y reiterarles todo el apoyo del Gobierno nacional.