Desarman mafia que operaba en centro de migrantes en Italia - Expreso Latino

Primera plana

Las actividades eran tan rentables que fueron descritas como "los cajeros automáticos de la Mafia".

 La policía italiana ha desmantelado una pandilla criminal vinculada con el clan Arena del poderoso sindicato Mafia ‘Ndrangheta, el cual estaba implicado en una red de negocios ilícitos que incluía el suministro de alimentos para el mayor centro de migrantes de Italia.

El lunes, las autoridades detuvieron a 68 personas como parte del Operativo Jonny, una colaboración de más de 500 agentes de la policía del Estado, los Carabinieri y autoridades financieras.

Según la declaración de la policía, las actividades del clan en las provincias de Catanzaro y Crotone, en Calabria, al sur de Italia, incluían extorsión, apuestas y tráfico de drogas, así como la operación del refugio para migrantes Sant’Anna, en Isola di Capo Rizzuto, el centro de refugiados más grande de Europa, con una capacidad para más de 1,000 personas.

Entre los individuos bajo investigación se encuentran el sacerdote Edoardo Scordio y el empresario Leonardo Sacco, ciudadanos italianos que actuaban como pantalla para la organización criminal, al frente de una beneficencia católica denominada “Misericordia” (también en italiano), encargada de las operaciones cotidianas del centro.

Las actividades eran tan rentables que fueron descritas como “los cajeros automáticos de la Mafia”, en palabras del general decarabinieri Giuseppe Governale, durante la conferencia de prensa del lunes.

Los investigadores calculan que, entre 2006 y 2015, la organización criminal recibió 103 millones de euros (113 millones de dólares) en fondos públicos para costear los suministros de alimentos para el centro de migrantes, de los cuales, al menos 36 millones de euros (40 millones de dólares) se utilizaron con fines distintos de los estipulados en el contrato. Por ello, la comida dejaba mucho qué desear tanto en calidad como en cantidad, según reveló, en 2015, una investigación de la revista noticiosa italiana L’Espresso.

A decir de los investigadores, Scordio recibió 132,000 euros (145,000 dólares) en los primeros meses de 2017 como pago por sus servicios a la pandilla, mientras que Sacco ayudó a la familia Arena a obtener contratos públicos para el suministro de alimentos en otros centros para migrantes en la isla de Lampedusa.

La organización que operaba el centro para migrantes forma parte de una red de beneficencias llamada Confederación Nacional de Misericordia, creada en 1244. En una declaración publicada en su sitio Web, la asociación nacional manifestó su inquietud por la noticia de los arrestos de Scordio y Sacco, y señaló que confiaba en que las autoridades darían rápida conclusión al caso.

Sacco también se había reunido con políticos italianos prominentes –como Angelino Alfano, actual ministro del Exterior, y anterior ministro del Interior; el ex primer ministro, Silvio Berlusconi; y hasta el papa Francisco- e inmortalizó los encuentros con fotografías que compartió en su cuenta Facebook (ahora eliminada, pero queL’Espresso había guardado y publicado).

Los 68 individuos enfrentan gran variedad de cargos, incluidos extorsión, portación y tenencia ilegal de armas, fraude y otros crímenes financieros. Así mismo, las autoridades confiscaron bienes valuados en 84 millones de euros (92 millones de dólares) que incluyen autos, yates, inmuebles y 27 ambulancias.

El clan estuvo implicado en, por lo menos, 11 compañías de sectores tan diversos como agro-negocios, restaurantes, turismo y construcción.

Publicado Newsweek por Sofia Lotto Persio