Defensor Cívico: mediador entre ciudadanos y oficina pública - Expreso Latino

Primera plana

Se trata de un ciudadano que defiende los derechos del ciudadano ante abusos de poder por parte de las Comunas, "Questure", Asl, etc.

Roma, lunes 23 de mayo de 2011
- La Constitución italiana prevé que las oficinas públicas deben brindar eficiencia e imparcialidad en la administración de las oficinas públicas.

En la realidad tal deber no sucede, el ciudadano que se dirige a las oficinas públicas para presentar solicitudes obtiene solo mala atención y muchas veces recibe injusticias.

Por ésta razón y para asegurar el respeto de los principios constitucionales, se creó la figura del Defensor Cívico, diez años atrás. Hoy en día ésta figura se está convirtiendo cada vez más importante.

Hasta hoy, en muchas Regiones, Provincias y Comunas está presente el defensor cívico.

En los estatutos regionales, provinciales y comunales se establecieron las modalidades de elección, el tiempo del cargo desempeñado y las tareas reconocidas.

Así pues, de ésta manera , es aconsejable verificar, en las Comunas, Provincias y Regiones donde pertenecen, el poder reconocido al Defensor Cívico.

¿Quién es el Defensor Cívico?


El Defensor Cívico no es un abogado, no es un juez, ni un político, es un ciudadano experto en materias legales y fiscales que se posiciona entre el ciudadano privado y la administración pública con el fin de resolver un problema o evitar un mal servicio, trabajando en el territorio en cada nivel comunal, provincial y regional. No es un juez, no emite sentencias y no puede hacer procesos.

Su tarea es la de eliminar abusos, retrasos, mal servicios o discriminación, que puede sufrir un ciudadano de parte de las oficinas públicas (Comunas, Asl, “Questura”, etc., etc.), a fin de evitar cualquier reclamo a los Tribunales.

El Defensor Cívico puede pedir información acerca de las gestiones burocráticas, pero puede del mismo modo solicitar a las oficinas públicas y adoptar medidas útiles para el ciudadano

Tiene derecho:

. a requerir y obtener noticias, con la máxima rapidez posible;

· a controlar los documentos, a fin de obtener una consulta directa, de hacer fotocopias sin pagos a su cargo.

· a acceder a las instalaciones, con el fin de verificar situaciones y circunstancias a través de recolección de   testimonios.


¿Cómo ponerse en contacto con el Defensor Cívico?


Los ciudadanos que deseen pedir un asesoramiento al Defensor Cívico deben dirigirse a las Comuna, Provincia o Región a la cual pertenecen, para pedir información, de dónde se encuentra el Defensor Cívico. La pericia se determina, en base al tipo de problema que el ciudadano desea resolver.

Si se trata de un abuso o un mal servicio por parte de las oficinas en la cual se determina la Comuna, se deberá dirigirse a la Comuna, como por ejemplo para resolver un problema en el caso de la exención del pago al “ICI”.

Para recibir información, presentar un reclamo o una solicitud o fijar una cita es necesario:

· Escribir una carta exponiendo el reclamo, a la dirección de la oficina en cuestión;

· Luego telefonar al número dedicado a este servicio; y

· Enviar un fax.

Si existe una dirección de correo electrónico es posible expedir el reclamo via e-mail y rellenando el módulo previsto.

Es muy importante especificar nombre y apellido, dirección y número de teléfono para permitir a la oficina de ponerse en contacto sucesivamente para cualquier respuesta o aclaración.

El servicio del Defensor Cívico es totalmente gratuito, pero no puede intervenir en las cuestiones privadas, como por ejemplo problemas de condominio o casos judiciales.

Una vez expuesto el problema al Defensor Cívico. Él mismo verifica los acontecimientos en las oficinas públicas interesadas. En el caso que constate alguna irregularidad de los abusos de poder o mal servicio, pide al responsable de la oficina de tomar medidas en favor del ciudadano y en el caso que dicho responsable de la oficina se niegue, el Defensor lo obliga a poner por escrito tal rechazo.

Contra éste rechazo el ciudadano podrá presentar su reclamo ante el Tribunal y hacer que se le reconozcan sus razones.

El Defensor Cívico, además de ser intermediario en casos específicos, puede acceder a los resultados, dialogar con los funcionarios y verificar que venga respetado el buen servicio y eficiencia de una oficina pública.

Regularmente son las asociaciones de los ciudadanos ha hacer presente al Defensor Cívico los retrasos o abusos de parte de las oficinas públicas.

Para poder usufruir de àeste servicio, es necesario telefonar al URP (Ufficio Relazione con el Pàubblico) de la Comuna, Pronvicia ào Regione a la cual pertenece.