Ciudadanía. Mercado negro de las solicitudes online, los estafadores celebran - Expreso Latino

Primera plana

En casas o en agencias improvisadas, extraños "expertos" dan una mano (a pagamento) para la solicitud de la ciudadanía. Un riegos de privacidad y seguridad. Mientras los patronatos aún no pueden dar ayuda gratuita.

La solicitud de la ciudadanía italiana, en comparación con otros países, es económica; a la par del servicio lento, ineficiente y complicado que se obtiene. El Estado “burocrático” y los profesionales serios ganan el respectivo pago por el trabajo, a esta cara de la moneda se suman los estafadores sin ningún tipo de escrúpulos, que gestionan documentos sensibles y personales, haciéndoles terminar quién sabe dónde y con cuál fin.

Vamos por orden. Incluso ahora que las solicitudes se hacen online (y a partir del 18 de junio será el único canal disponible) es necesario pagar los clásicos 16€ por la «marca da bollo» y la contribución obligatoria de 200€, dinero que no será reembolsado si no se cumplen con los requisitos y la solicitud no se concluye. También hay costos, a menudo mucho más altos, por los documentos que se deben tramitar en el país de origen.

Tenga presente que la ley prevé, de hecho, que la mitad del arancel (100€ de los 200€) deban ser utilizados por el Ministerio del Interior en proyectos de cooperación internacional con terceros países en materia de inmigración. La otra mitad servirá a cubrir los costos de tramitación de las solicitudes presentadas.

El verdadero problema está en la compilación online de la solicitud. Quien no está familiarizado con internet y la computadora, corre el riesgo de cometer errores en un procedimiento tan delicado, teniendo que pedir ayuda a alguien. Los patronados, que ya ayudan a inmigrantes a realizar diferentes prácticas informáticas: declaración de desempleo, permisos de residencia, de reunión familiar y otras; pueden hacer poco en el caso específico de la solicitud de ciudadanía, ya que no existe un acuerdo con el Ministerio del Interior, y por lo tanto los operadores no tienen las credenciales necesarias para acceder al sistema.

Diferentes patronados han creado estaciones de trabajo asistido donde la persona individualmente puede enviar la solicitud con el nuevo sistema online; sin embargo, el proceso de solicitud y relleno es muy lento, y el seguimiento de la práctica no es sencillo para el solicitante. Los patronados trabajan con citas y calendarios dilatados por la cantidad de personas que necesitan asistencia.

 Al aspirante italiano, no le queda más remedio que buscar ayuda a pagamento si realmente desea que la práctica se concluya positivamente.
 
Italia está llena de abogados y consultores especializados en inmigración, que cobran por el trabajo cifras que no son abordables para todos. Existen también muchas agencias serias, con tarifas variables, en función del trabajo que deben realizar y de la ciudad donde se encuentran.

Nuestra plataforma gemela Stranierinitalia tanteó el mercado: "Nosotros presentamos la solicitud de ciudadanía y seguimos la práctica, incluso con sucesivos recordatorios por 250€", dice una agencia en Roma Norte. Otra agencia de la misma franquicia, en Caserta (Napoli), hace lo mismo por 150 € pero advierte: " es mejor presentar la solicitud en papel directamente en la prefectura, esto es posible solo hasta el 18 de junio".

Hasta aquí todo claro, tú me pagas y yo te doy la garantía de un servicio profesional. En primer lugar, confirman que cumplas con los requisitos para la ciudadanía, en caso positivo inician con la solicitud (por lo tanto tienes que darles los 216€ de aranceles). Además, es seguro que los documentos sensible a los cuales has realizado la escansión, como la cédula de identidad, partida de nacimientos, antecedentes penales y demás, serán eliminados de la computadora del profesional una vez enviada la solicitud.

Y aquí es donde nace y florece el mercado negro: "Muchos usuarios han reusado pagar a profesionales, metiéndose de acuerdo entre ellos y comprando un escáner, preparando las solicitudes desde la casa por 150€ / 200€; o apoyándose a “extrañas agencias” que se hacen pagar y en el giro de pocos días desaparecen, perdiendo inclusive cifras altas como 500€”, denuncia a través de Stranierinitalia, Anna Rosa, responsable de la Cámara deTrabajo de Bolonia.

La pregunta natural que uno se hace es, ¿Por qué recurrir a las pseudos agencias privadas cuando profesionales y agencias del trabajo quizás valen menos?. A lo mejor, porque confiamos más en otros inmigrantes que pasaron por lo mismo, o porque las agencias de buena reputación o profesionales no aceptan solicitudes que no cumplen con los requisitos; en cambio los improvisados, ilusionan a aquellos que no cumplen con los requisitos para la ciudadanía, con el fin último de cobrar por un trabajo mediocre.

"Si la solicitud termina mal, porque no se cumplía con los requisitos, no se puede tomar represalias con “improvisado/estafadores” que no dejan ecibo de pago, desaparecen dl mapa y hasta cierran agencias falsas... ", dice Rosa. "Quienes nos ha informado de estas situaciones no quiere dar nombres, ni siquiera dicen qué nacionalidad son, como si tuviera miedo a represalias".

Y es que el business de la ciudadanía online se ha esparsido en toda italia, inclusive en ciudades como Turín donde las agencias compiten entre ellas ofreciendo diferentes tarifas. "Varía desde 20 euros a la sencilla inscripción en la página web del ministerio a 100 euros para el relleno y presentación de la solicitud, los improvisados entregan una llave USB con el pdf de la solicitud y todos los documentos escaneados a la persona que pagó por el servicio. Y ¿dónde almacenan entonces los archivos originales?", declara a Stranierinitalia Mohammad Reza Kiavar, copresidente del Anolf «Associazione Nazionale Oltre Le Frontiere» de Turín.   

El Anolf y otras asociaciones de sindicatos han advertido a los usuarios de los riesgos, pero con pobres resultados. "Quien ofrece el servicio - dice Kiavar - justifica el costo con el tiempo que se pierde en rellenar la solicitud y quién paga le parece correcto, no percibe que puede ser un fraude. El riesgo que los documentos sensibles que se dan son un problema de privacidad y seguridad, no parecen ser de interés".

¿Cómo salir de este mercado negro que está creciendo?. Si el Ministerio del Interior, con un memorando de acuerdo «protocollo d’intesa», autorizara los patronados a llenar gratuitamente las solicitudes, muchos estafadores perderían buena parte del mercado. El acuerdo, sin embargo, se mueve lentamente y el negocio de nuevos expertos en ciudadanía online es contrariamente veloz.

Texto original en italiano por Elvio Pasca en el sitio Stranieriinitalia

Lee también: ¿Vas a viajar? Antes tienes que controlar tu permiso de residencia. Sabes porqué?