Casados pero no vivimos juntos. ¿Es un problema para el permiso de residencia? - Expreso Latino

Primera plana


Soy italiano casado con una ucraniana que debe renovar su permiso de residencia, pero al momento no estamos viviendo juntos por motivos laborales. ¿Puede ser un problema?

El permiso de residencia para familiares de ciudadanos UE se entrega al ciudadano que no pertenece a un país miembrode la Unión Europea y que se ha casado con un ciudadano de la unión europea, permiso extendido a los miembros de su familia (hijos de hasta 21 años de edad, padres u "otro" miembro de la familia a cargo).

En estos casos, la ley de referencia es el Decreto Legislativo n. 30 de 2007, que transpone la Directiva n. 2004/38 / CE (relativa al derecho de los ciudadanos de la comunidad así como los miembros de su familia en poder circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros de la Comunidad Europea); y no el conocido D.L. n. 286/98, y el Testo Único de la Inmigración (que se aplica a otros permisos de residencia).

El D.L. n. 30/2007 se aplica también a los familiares no comunitarios de los ciudadanos italianos, y por lo tanto no sólo a los ciudadanos de la UE; una ley más favorables que la prevista en el D.L n. 286/98.

Esta premisa es fundamental porque si se aplicara el texto único de la inmigración, la cohabitación entre los cónyuges sería una condición necesaria para la solitud o renovación del permiso de residencia al cónyuge de un ciudadano italiano.

Para la renovación del permiso de residencia para familiares de un ciudadano italiano no se prevé ningún tipo de acertamiento de la convivencia de los cónyuges por parte de la policía, la cuál deberá únicamente verificar que no se trate de un matrimonio ficticio, sin sindicar sobre el tipo de vida matrimonial que lleva la pareja.

El solicitante de la emisión/renovación de una tarjeta de residencia como cónyuge de un ciudadano italiano, deberá simplemente probar la efectiva la condición de cónyuge, exhibiendo entre otros documentos, el certificado de matrimonio o familia.

Es suficiente adjuntar a la solicitud que se presentará en la policía «Questura»:

  1. una copia del pasaporte o documento equivalente;
  2. el acto de matrimonio o de relación parental;
  3. fotografía del interesado.

El cónyuge de un ciudadano italiano o de otro Estado miembro UE, tienen derecho a la renovación de la tarjeta de residencia, aunque el mismo no esté viviendo con el ciudadano italiano o UE.  Un principio bien establecido y reiterado en la ley.

Suponiendo que efectivamente ya no exista una convivencia entre la pareja, luego de algunos años de matrimonio certificado con anteriores permisos de residencia por motivos familiares emitidos al cónyuge no comunitario, no será posible anular las condiciones para la renovación del permiso, ya que el vínculo matrimonial no puede ser considerado ficticio.

La relación conyugal por más de cinco años determina, además, el derecho a adquirir la residencia permanente en virtud del artículo. 14 del D.L. nº 30/2007, a menos que no se verifique la condición de fallecimiento, la salida del ciudadano comunitario, el divorcio o la anulación del matrimonio.

Texto original: Avv. Mascia Salvatore, publicado en StranieriinItalia