Benedicto XVI viajará a Cuba y México en la primavera europea - Expreso Latino

Primera plana

Anunció hoy el portavoz del Vaticano a los periodistas, o sea hacia el mes de marzo.

CIUDAD DEL VATICANO, 10 NOV 2011  .-El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi, S.I., ha comunicado que se estudia la posibilidad de un viaje de Benedicto XVI a Cuba y México la próxima primavera, noticia reiterada por el ¨Vatican Information Service (VIS)

"En los últimos días -ha dicho el P. Lombardi-, se ha encomendado a los nuncios en México y Cuba que informen a las más altas autoridades religiosas y civiles de los dos países de que el Papa está estudiando un proyecto concreto para realizar una visita respondiendo a las invitaciones recibidas".

El proyecto se concretará en las próximas semanas, y entonces "el Papa tomará la decisión final y la comunicará del modo y en el tiempo que considere más oportunos". El periodo previsto para el viaje es la primavera del 2012; por tanto, "los tiempos de la decisión definitiva sobre el programa y la preparación están bastante cerca".

En cuanto a los motivos del viaje, el director de la Oficina de Prensa explicó que "la expectación del pueblo mejicano es bien conocida. El Papa la tenía presente, y está contento de poder responder por fin a ella. El Papa ha estado en Brasil, pero los países Latinoamericanos de habla española deseaban un viaje para ellos, y México es el más poblado de todos".

"Cuba es otro país que desea mucho ver al Papa, y que no ha olvidado el histórico viaje de Juan Pablo II. La Iglesia y el pueblo viven un periodo importante de su historia en el que la visita del Papa será de gran estímulo, especialmente en el aniversario del IV centenario del descubrimiento de la imagen de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre".

Itinerario

"Es suficiente mirar el mapa para darse cuenta de que Cuba y México están en la misma dirección respecto a Roma y, por lo tanto, es más lógico efectuar un sólo viaje a esos dos países, en lugar de elegir un itinerario más largo y complejo. Se trata, en cualquier caso, de un viaje largo que no tendrá muchas etapas, sino pocas y de gran valor simbólico y pastoral. Hay que tener en cuenta la altitud, por lo cual es desaconsejable que el Papa se traslade a Ciudad de México. Por eso, una de las cuestiones que se afrontarán con prontitud es la de las alternativas mejores".

Por último, respecto a la finalidad del viaje el P. Lombardi señaló que "a raíz de la Conferencia continental de Aparecida, en que participó el Papa hace cuatro años, América Latina está comprometida en la misión continental de evangelización; el Santo Padre alentará a toda la Iglesia en esta gran tarea durante el transcurso de la preparación a la celebración del Año de la Fe".