26 años de cárcel para capitán del Costa Concordia. La petición contra Francesco Schettino - Expreso Latino

Primera plana

La fiscal Maria Navarro exige detenerlo, retirarle el pasaporte y licencia para evitar su fuga.

 

 

 

 

30.1.2015 -  La fiscalía pidió el pasado lunes 26 de enero 2015, 26 años de prisión para el capitán del buque Costa Concordia, que naufragó frente a la costa Toscana en 2012, y sostuvo que es una condena justa en vista del saldo de 32 muertos.

La fiscal Maria Navarro pidió a la corte que detenga al capitán Francesco Schettino y le retire el pasaporte y la licencia para navegar para evitar una posible fuga. Dijo que el juicio había demostrado que Schettino "solo pensaba siempre en sí mismo".

Schettino está siendo juzgado por homicidio culposo al causar el naufragio y abandonar el buque mientras muchos pasajeros y tripulantes seguían a bordo. Los sobrevivientes del siniestro del 13 de enero de 2012 han descrito una evacuación caótica y demorada en la que los botes salvavidas no podían descender porque el buque estaba muy inclinado.

Schettino ha dicho que salvó vidas al torcer el rumbo hacia la orilla luego de encallar en rocas que no aparecían en sus mapas. Ha acusado a la tripulación de malinterpretar sus órdenes y a los generadores y máquinas defectuosas del buque de agravar el desastre.

En su alegato final, Navarro acusó a Schettino de mentir desde el comienzo, no pedir perdón a las víctimas y salvar su propia vida "sin siquiera mojarse los pies".

Dijo que la condena solicitada, superior a los 20 años que se habían conjeturado, no era "exagerada" en vista de que la corte superior recientemente confirmó una condena de 10 años para un accidente de auto en el que murieron cuatro personas.

Los alegatos de la defensa están previstos para el 9 de febrero y luego seguirá el veredicto.

Schettino fue sometido a arresto domiciliario y se le permitió permanecer en su pueblo natal vecino a Nápoles durante el juicio. Otros cinco empleados de la empresa de cruceros Costa Crociere pudieron declararse culpables y ninguno fue condenado a prisión efectiva.

Efe