Trabajo, en el 2012 disminuyen las asunciones de inmigrantes: -27% - Expreso Latino

Inmigración

Lavoro, nel 2012 diminuiscono le assunzioni di immigrati: -27% Calculadas 22.420 asunciones en menos, sobre la mano de obra no estacional de origen extranjera, en la industria y en los servícios

 

 

 

 

Roma, 21 Agosto 2012 -  La crisis: es el motivo por el cual la productividad del sistema italiano reduce las oportunidades de trabajo, también para los inmigrantes.
En este año, según las empresas, podrán ser 22.420 en menos las asunciones de la mano de obra estacional de origen extranjera, en la industria y en los servícios: es esto, el saldo entre los 60.570 puestos de trabajo a disposición del personal inmigrado de este año contra los 82.990 del año pasado (-27%). Este es el cuadro de los principales resultados sobre las investigaciones de la demanada de trabajo inmigrado para el 2012, datos extraidos por el Sistema Informativo Excelsior de Unioncamere y Ministerio del Trabajo.

La caída de las entradas de trabajo, se concentra sobre todo entre las empresas con menos de 50 empleados, que contan con asumir solo 30.190 inmigrantes, 19.840 en menos respecto al 2011 (el 88,5% de toda la caída calculada este año) y en las regiones del Norte de Italia, donde las entradas serán apenas 36.060 contra los 51.550 del año pasado (calculadas 15.490 asunciones en menos, el 69% de toda la reducción esperada ). La reducción en la demanda de trabajo inmigrado, resalta el presidente del Unioncamere, Ferruccio Dardanello, ''es una de las inevitables consecuencias de la fuerte crisis económica, que nuestras empresas estan enfrentando. Pero los datos que hemos examinados nos confirman que la competencia inmigratoria ya es una parte estructural de nuestra fuerza de trabajo, también en consideración del hecho que para muchos sectores profesionales es dificil encontrar candidatos italianos. Por este motivo es importante, en este momento la reducción de la demanda, no disperder competencias útiles para nuestro sistema productivo y ponerlas en actividad, como la Cámara de comercio que está colaborando con el Ministerio del Trabajo, cursos de especializaciones de trabajo e iniciativas de apoyo para quien quiera crear su propia empresa ''.

En términos absolutos, sumando las asunciones de carácter no- temporal con aquella temporal, las entradas de nuevos trabajadores de nacionalidad extranjera este año podrán llegar (en extrema hipótesis) cerca de 113mil unidades', de las cuales 60.570 a carácter no temporal y 52.160 a carácter temporal, en comparación con los 138.200 que las empresas habían pensado en asumir el año pasado. La durada de la crisis ocupacional y la progresiva 'etnicización' de algunas figuras profesionales, cada vez menos difuminadas entre los candidatos italianos en busca de un trabajo, hará aún aumentar en el 2012, la cuota de trabajadores inmigrados sobre el total de las asunciones, cambiandolas del 16,3% del año pasado al 17,9% de este año.Si, por ese motivo la demanda de trabajo extranjera disminuirá este año del 18% respecto al 2011, aquella dirigida al personal italiano, bajará incluso del 31,6% (del mismo modo a una contracción de 188.340 unidades), aumentando así la incidencia relativa a las asunciones de inmigrantes sobre aquellas totales.

El sector de los servícios, confirma un elevado grado de absorción del personal extranjero (42.340 unidades, igual que el 70% de todas las asunciones de inmigarnte), y una mejor oportunidad de trabajo respecto a la industruia. No obstante, representando más los dos terceros de las entradas, la reducción de las asunciones de este sector pesa solamente el 24,4% sobre el total de las vacantes asunciones del 2012. Donde la industria (que con el 18.230 de asunciones calculadas exprime una cuota igual que el 30,1% del total de la demanda de inmigrantes), resalta una reducción de la necesidad de estos trabajadores de 16.960 unidades respecto al año pasado, correspondiente al 75,6% de la reducció calculada.

El mayor número de entradas en términos absolutos tiene que ver con la tarifa del recivimiento (Alojamiento, refresco y servícios turisticos). A seguir las necesidades más elevadas provienen de las industrias de la tarifa del vehículo (1.460 las entradas calculadas, también en fuertes contacciones respecto al año anterior: -47,5%) y de la industria de ropa, textil y calzado (1.200 ingresos, contrra los 3.060 del año pasado, con una contracción incluso del 60,8%).  A nivel regional, la reducción más consistente en la demanda de trabajo inmigrato viene de la Lombardia que, absolutamente es la región con mayor solicitud: las 11.540 asunciones previstas en el 2012 son 6.710 en menos respecto al 2011 (-36,8% respecto a los 18.250 del 2011).Siguen la Emilia-Romagna, donde las peticiones se reducen de.630 unidades (6.470 contra 11.100 del 2011) y el Piemonte (-2.050 unidades, de 8.360 a 6.310). La únicas regiones a ver aumentar la propia solicitud son el Abruzzo (+380 unidades), la Basilicata (+180), la Liguria (+110), El Molise (+70) y el Friuli Venecia Julia (+50). Entre las provincias, las reducciones más sensibles se presentan en Milán (-2.900 unidades solicitadas respecto al 2011), Roma (-1.500), Brescia (-1.290), Caserta (-1.100) y Florencia (-1.010). En la parte opuesta de los cuadros, a guiar las 30 provincias que han considerado un aumento en las asunciones de los inmigrantes, encontramos Potenza (330 unidades en más del año pasado), Livorno (+280), Latina (+180), Savona (+140) y Pescara (+110).

Versión en español: C.Z.León