Schengen: en septiembre, nuevas normas sobre los controles fronterizos - Expreso Latino

Inmigración

Los países miembros tienen que pedir permiso primero en Bruselas y los cheques pueden tardar hasta seis meses.

altRoma - 2 de septiembre de 2011 – Se estudia una revisión de las normas de Schengen para reintroducir los controles fronterizos dentro de la UE. Así Bruselas sería quien conceda o niegue el permiso a los Estados miembros.

El Acuerdo de Schengen constituye uno de los pasos más importantes en la historia de la construcción de la Unión Europea (UE). El acuerdo, firmado en 1985 y en vigor desde 1995, tiene como objetivo finalizar con los controles fronterizos dentro del espacio de Schengen y armonizar los controles fronterizos externos. Al Acuerdo de Schengen se han adherido la mayoría de los Estados miembros de la Unión y algunos terceros países.

Según informó el  Financial Times éste es el contenido que la Comisión Europea presentará en septiembre y luego se debatirá en el Parlamento.

De acuerdo con la información proporcionada por el periódico británico, la propuesta prevé que los países de la UE, que quieran restablecer controles en las fronteras internas, pidan la autorización al Ejecutivo de Bruselas por cada período que sea mayor de cinco días.

En cualquier caso, la verificación de los pasaportes de un Estado miembro a otro no podrá exceder de seis meses en total y cada 30 días deben ser controlados y evaluados por las  medidas existentes.

Dado que, se trata todavía de un borrador, aún no hay certeza sobre el contenido y el texto de aplicación
.
En cualquier caso, la necesidad de una mejor definición de los casos en que un país de la UE pueda o no reintroducir los controles fronterizos, es un tema ya expuesto de manifiesto en los últimos meses, por ejemplo, durante las tensiones en la frontera entre Italia y la localidad francesa de Ventimiglia.

En aquellos días, la causa del choque eran inmigrantes tunecinos que llegaron a Lampedusa, en que el gobierno italiano concedió documentos y boletos de viaje.

Pero incluso, recientemente, han aumentado las tensiones entre Alemania y Dinamarca después de que éste último declaró la intención de aumentar su control de su frontera sur, la frontera con Alemania, con un mayor uso de los controles policiales y controles al ingreso del pequeño reino en el Báltico.