Salud. Los inmigrados: "En los hospitales nos tratan mal" - Expreso Latino

Inmigración

Sanità. Gli immigrati:

El 73% de los extranjeros punta el dedo contra los operatorios sanitarios, el 88% también ha tenido dificultad a explicar los síntomas. Los resultados son los de la búsqueda Codacons-AGI

 

 

 

Roma, 15 de Junio 2012, Los inmigrados en el hospital se sienten poco respetados. Una acusación que concierne a los otros pacientes, pero también el personal sanitario.

Ha revelarlo una búsqueda conducida por el Codacons en colaboración con AGI los resultados han sido presentados ayer a Roma. Una serie de preguntas relativas al conocimiento de los servicios sanitarios italianos y modalidad de aproche les han sido puestas a 2700 ciudadanos de nacionalidad extranjera, sobre el nivel profesional de las estructuras, a la percepción de la tutela de los derechos y el respeto por las mismas raíces culturales.

De la investigación emergiò que los entrevistados en su totalidad han sido hospitalizado al menos una vez de cuando está en Italia; la hospitalización en el 95% de los casos ha sido en una estructura pública y acerca del 61% de los extranjeros, si està enfermo, prefiere dirigir se a una estructura sanitaria pública. Globalmente los extranjeros juzgan el nivel de asistencia sanitaria de nuestro País suficiente-bueno, ( el 83%), pero el 61% creen insuficiente el número de las estructuras presentes.

Significativo es el porcentaje de extranjeros que ha tenido dificultad a explicar sus síntomas, (el 88%, del cual el 52% por problemas de lengua), y que no conocian muchas cosas en cuanto no recibe suficientes explicaciones (68%). Otro dato importante, el Codacons subraya, es lo que ven en el 60% de los extranjeros convencidos que las mujeres no son bien tuteladas y en todo caso lo sean en medida menor con respecto de los hombres.

Si el inmigrado percibe respeto hacia su diversidad cultural de las leyes que son la base del Sistema Sanitario Nacional, esto no ocurre en cambio por cuanto concierne las relaciones con el personal socio sanitario o con los demás enfermos. De hecho según los entrevistados la relación con los vecinos de cama italianos ha sido de descortesía e indiferencia, acerca ( el 71%) ; en el 73% de los casos los extranjeros no se han sentido adecuadamente y respetuosamente tratados de los operatorios sanitarios.