REGULARIZACIÓN. Riccardi: "Es como pidió el parlamento, Lega Nord incluída" - Expreso Latino

Inmigración

REGULARIZACIÓN. Riccardi:

"Al artesano, al pequeño empresario, a los ciudadános será concedido por un breve periódo la posibilidad de entrar en la legalidad en ves de ser denunciados". La respuesta del ministro de Integración a una pregunta del Carroccio.

 

 

 

 

Roma, 20  Septiembre 2012 - Mientras procede sin subidas el envío de las solicitudes (poco más de 12 mil hasta las 13 horas de hoy día), el gobierno vuelve a defender la regularización. Repite dos concéptos claves: nació para salvar a los empleadores, antes que a los trabajadores extranjeros, y es como lo pidió todo el Parlamento, Lega Nord incluída.

Hoy día en la tarde en Montecitorio el monistro para la Integración Andre Riccardi, durante la question time, respondió a una pregunta de la Lega Nord. Preguntaban si el Ejecutivo había evaluado las "controindicaciones" de la sanatoria, como el "efecto anuncio", el riesgo de dar un permiso a personas que se quedarán "a desarrollar actividades ilécitas" o de penalizar "a nuestras realidades productivas y a los trabajadores italianos". Esto mientras "el costo de tal regularización - escribierón - pardojalmente los diputados del Carroccio - parece muy modesto".

"Aqui no hablamos de sanatoria como ha sucedido en los años pasados - dijo Riccardi - más bien de la oportunidad ofrecida por un mes a los trabajadores de poder ponerse en regla antes de la nueva entrada en vígor de nuevas y ferreas reglas de la unión europea contra el trabajo en negro de los inmigrados. Al artesano, al pequeño empresario, a los ciudadános será concedido por un breve periódo la posibilidad de entrar en la legalidad en ves de ser denunciados. Es la única oportunidad".

"Quiero recordar - agregó - que la revisión operosa fué enviada en base a una petición de la Cámara y del Senado en los modos y los tiempos que el Parlamento había retenido justos. Las reglas y los requisitos son aquellos votados en el Senato el pasado 5 de junio, con el voto favorable del grupo de la Lega Nord Padania".

En la integración venía también " prospectado la comparación con los trabajadores italianos y la existencia de riesgos como la accción del gobierno y las decisiones del Parlamento qusieran hacer daños a la comunidad nacional. Tal juício - respondió Riccardi - es incaeptable desde el momento que los italianos pueden volverse regulares mientras los extranjeros - irrégulares y clandestinos- ésto no puede ser concedido".

Entre los contributos concordados y los retrazados, agregó el monitro, "el empleadore tendrá que pagar entre 4300 a los 14 mil euros". Una situación muy diferente respecto a las medidas de los gobiernos pasados: "Me permito de recordar - concluyó - que las dos sanatorias Bossi - Fini han concernido 700 mil inmigrados, y era suficiente pagar 280 euros, mientras la sanatoria del ministro Maroni concernó 300 mil personas y era suficiente el contributo concordado homnicomprensivo de 500 euros y nada más".

E.P

C.Z.León