Flujos: la prueba que desmiente el gobierno - Expreso Latino

Inmigración

Por dos años el gobierno negaba la importancia de la mano de obra extranjera.

Roma, 31 de enero de 2011
– La responsable de la Inmigración del partido Democrático (Pd) Livia Turco, ha declarado, el día del primer clic day, – “Estos flujos desmienten clamorosamente la política del gobierno, que por dos años ha cerrado las puertas a los ingresos regulares, con su frase elocuente “stop a los trabajadores inmigrantes, antes los italianos”. Una campaña che ha provocado un enorme daño y ahora los hechos obligan al gobierno de dar un paso atrás” puntualiza la Turco.

A continuación la entrevista a la diputada:

¿Más vale tarde que nunca ?
“No creo que esto baste para resolver los problemas a las solicitudes de la mano de obra inmigrante que existe en nuestro país. Y es una cosa grave que el decreto flujos no haya pasado a las aulas del Parlamento y que todo haya sido hecho fuera de la programación de las políticas migratorias previstas en el texto único sobre inmigración. Una verdadera programación es indispensable para gobernar la inmigración legal y combatir los miedos de los ciudadanos”.

Ud., habla de solicitud de trabajadores inmigrantes. Pero, ¿acaso no existe la necesidad de dar un ‘permesso di soggiorno’ a millones de clandestinos?
“Existen las dos cosas. La solicitud a los nuevos trabajadores inmigrantes, pero también existe la exigencia de regularizar muchos irregulares. Irregulares que son delinquentes, pero simplemente el resultado de la combinación entre el stop a los ingresos regulares y la complejidad de los procedimientos, que obligan a empresas y familias  admitir a personas sin contrato (in nero)”.

En el Parlamento Uds., pidieron una nueva regularización.
“Nosotros hemos presentado un informe de ley para una regularización dirigido a sectores con más demanda de trabajo inmigrante y fuertes áreas de irregularidad, como el del sector agrícola y manufacturero. De hecho, nos queremos extender a otros sectores, individuados por el gobierno, la regularización que ha sido hecha para ‘colf y badantes’. Insistiremos aún en éste tema”.

¿Los flujos no responden a ésta necesidad?
Si, pero son una respuesta parcial e insuficiente. Además, los trabajadores que están aquí deben regresar a su paìs de origen y solicitar la visa, a duras penas con una serie de gestiones dificultosas y costosas.

Los primeros exámenes del idioma italiano, iniciaron. ¿Es justo pedir a los inmigrantes de aprender nuestro idioma?
“Creo que sí. Sobretodo es una gran oportunidad que se le debe dar a todos los inmigrantes, un tema que no tiene que reducirse solo al test. Nosotros queremos un plan nacional para enseñar el idioma y la cultura italiana a los inmigrantes, con cursos gratuitos organizados por la entidades locales. Los inmigrantes deben ser solicitados y deben tener las oportunidades, y no dejar todo a las espaldas del voluntariado o de los centros territoriales permanentes, que han sido duramente afectados por las disminuciones de las escuela públicas”.

¿Quien trabaja como podría encontrar el tiempo para aprender también el idioma?
Nuestro plan provee también que las empresas promuevan cursos y que los inmigrantes puedan asistir a ellos, dentro de las 150 horas de permisos retribuidos, previstos por motivos de estudio.

¿Quién pagaría los cursos?
Hemos previsto una asignación de 30 millones de euros a partir del 2011. Tiene que ser un fondo público al cual colaboren gobiernos y regiones, además confluir recursos privados y parte de los impuestos pagados al ‘Inps’  por los mismos trabajadores extranjeros”.

Acerca de las expulsiones, la directiva europea no ha sido reconocida a tiempos y ahora tantas jefaturas han bloqueado los arrestos de los clandestinos. ¿Que piensa?

“La directiva es una tremenda desmentida de la ley Bossi-Fini, es necesario cambiar la legislación italiana y esto es un verdadero fracaso para la política del gobierno. No creo que la gestión de este importante tema sea dejada a la discreción de los magistrados que evalúan e interpretan de vez en cuando a la directiva. Es necesario tomar armas en el asunto y modificar la ley italiana”.

Maroni se ha proclamado en contra  de las medidas. Cree Ud., que el gobierno se adecue?
No creo, lamentablemente veo el riesgo de no entender razones  con Europa, así como por otras normas de seguridad.

El Pd ha estrecho un acuerdo con el Psd rumeno para implicar a los rumenos en Italia, no obstante en vista de las elecciones administrativas. Además han estado bastante afanados con la candidatura del italo- rumeno en el Parlamento...
“El acuerdo es coherente con nuestra batalla por el derecho del voto de los extranjeros. Aquí hablamos de ciudadanos europeos, de la más grande comunidad en nuestro país, se necesita implicarles directamente en la vida política. No podemos  dejar todo a propuestas de ley y peticiones, o esperar que en el Parlamento haya una mayoría para el derecho del voto. Mientras tanto, hacemos crecer la cultura de la ciudadanía y su participación”.

¿Italia está lista para un candidato del Parlamento rumeno?
Estoy segura que sí y creo que el Pd deba elegir  a candidatos extranjeros. Es una batalla que he siempre llevado adelante y esta vez quisiera que mi voz sea oída por mi partido, que en años anteriores. La idea de una nueva Italia y de una nueva clase dirigente debe prever también nuevos ciudadanos en el Parlamento y no solamente uno.

También hace algunos días Walter Veltroni  ha hablado en contra de los chinos quienes votaban en las primarias en Nápoles como si fueran espías implicados enredos electorales. ¿No confunde un poco con las declaraciones  de su partido al inicio?
“Aquella ha sido una declaración imprudente,  la aplicación de un estereotipo. Los inmigrantes pueden votar a las primarias y los chinos son una señal de integración en nuestro país, porque hacen testimonio de querer participar.  En cambio yo, al contrario de Veltroni, he pensado que quien ha logrado atraerlos a las elecciones ha hecho un buen trabajo con la comunidad china”.

Elvio Pasca