Ciudadanía Italiana. Sí definitivo a la tasa de 300 euros para los descendientes de italianos - Expreso Latino

Inmigración

Llega el Sí definitivo del Senado para el nuevo Decreto, el mismo introduce las nuevas tarifas consulares. Borghese (MAIE - movimiento asociativo de italianos en el extranjero): “El gobierno vende la ciudadanía italiana solamente a quienes pueden pagar”.

 

 

 

 

 

 

 

19 .06.2014 - Ayer por la mañana llegó la noticia de la cámara de Diputados: la conversión de la ley del Decreto 66/2014 ha sido confirmada, según los Diputados se necesitaban tomar "medidas urgentes para la competitividad y la justicia social".

El Decreto sobre el impuesto a la renta confirma que los descendientes de italianos que viven en el extranjero y desean solicitar la ciudadanía italiana tendrán que pagar una tasa de 300 euros, la tasa que ha sido aprobada por los Diputados se pagará cuando el interesado que desee hacer valer su ius sanguinis, se presentará con la solicitud ante el Consulado. (No hay límites de generaciones).

SIGUE EXPRESO LATINO EN FACEBOOK

La tasa de 300 euros cubre los honorarios burocráticos de la solicitud que reconoce al ciudadano mayor de edad la "ciudadanía italiana".

Quien introdujo tal enmienda en la Comisión fue el Senador demócrata Giorgio Tonini. "En América Latina, especialmente en Argentina hay largas listas de espera – declaró - de personas que han solicitado la ciudadanía por ser descendientes de italianos. La intención es utilizar parte de los recursos para aumentar el personal y conceder la ciudadanía en tiempos cortos".

Sin embargo las protestas de las partes interesadas ya han iniciado: "los primeros fueron los descendientes de inmigrantes italianos que gracias al voto desde el extranjero, también tienen representantes en el Parlamento".

SIGUE EXPRESO LATINO EN FACEBOOK

A nombre de ellos habló Mario Borghese, Diputado del grupo MAIE - movimiento asociativo de italianos en el extranjero -. "A partir de mañana – recalcó – quien solicitará el reconocimiento de la ciudadanía deberá pagar una tasa de 300 euros. Talvez será un problema menor para todos los que tienen que afrontar este Gobierno, pero ciertamente no para los miles de descendientes de italianos que emigraron hace años y tienen todo el derecho de ser reconocido”.

"¿Cómo se puede pedir 300 euros a los italianos residentes en el extranjero, que talvez muchos de ellos viven en paises donde esa cifra corresponde a un sueldo entero? Y ¿Cómo piensan que hará una familia de dos o tres personas que deseen hacer la solicitud para la ciudadanía? Hoy nosotros del MAIE – explicó Borghese - votamos contra este gobierno que vende la ciudadanía italiana sólo a aquellos que pueden pagar".

SIGUE EXPRESO LATINO EN FACEBOOK

Cristina Zambrano León

Elvio Pasca