Qué sucede con mi “permesso di soggiorno” si he tenido un problema penal en Italia?

¿Tuve un problema penal hace algunos años y ahora debo renovar mi permesso di soggiorno, qué me puede ocurrir?

Según la ley de inmigración italiana, podrán renovar el permiso de residencia aquellas personas que no sean calificadas un “Peligro para la sociedad”; además existen determinados reatos que son considerados un obstáculo prácticamente imposible de superar y que la Questura italiana no perdona al momento de otorgar un permiso de residencia.

Entre los reatos que impiden la obtención del permiso de residencia encontramos:

• Violencia sexual,
• Tráfico de estupefacientes,
• favorecer la inmigración clandestina,
• prostitución,
• abuso de menor.

Cuando el extranjero que presenta la solicitud para renovar su documento, tiene un reato en sus antecedentes, la Questura comunica con un “preaviso” que se iniciará un procedimiento administrativo y da 10 días de plazo para que el solicitante presente por escrito sus justificaciones y documentos que demuestren o que se ha cometido un error o que ha sido declarado inocente en el juicio penal en donde se lo acusaba o que aún no ha sido emitida ninguna sentencia que lo haya declarado culpable.

Las autoridades analizando la documentación presentada pueden dar el permiso de residencia o negarlo. En el segundo caso, notifican al solicitante un Decreto con la negativa y la expulsión, y según el tipo de permiso que poseía la persona (trabajo, familiar, estudio) tendrá que presentar un Recurso o al Tribunal Ordinario o al Tribunal Administrativo.

Según los casos que han pasado en los últimos años por mi estudio legal, cada vez que se presenta una persona con uno de los reatos mencionados anteriormente, la solicitud de renovación ha sido siempre NEGADA, y nos hemos visto obligados a impugnar inmediatamente los decretos de rechazo que no hay que olvidar que contienen siempre una expulsión.

El Recurso se hará o al Tribunal Ordinario o al Tribunal Administrativo.

Casos reales
Caso N.1: Cliente que había estado en prisión por 4 años por tráfico de drogas, durante el tiempo que estaba pagando su condena, se le había caducado el documento de residencia, al salir de la cárcel solicitó inmediatamente la renovación, la Questura rechazó todas las explicaciones del solicitante y emitió el respectivo Decreto de rechazo y expulsión de la frontera italiana en 15 días.

Se presentó el recurso ante el Tribunal alegando que la Questura no había tomado en consideración el hecho de la rehabilitación del solicitante y sobre todo de su actual situación familiar ya que tenía dos hijos menores de edad. Sin embargo, los jueces dieron la razón a la Questura en todos los grados del proceso, porque la ley es clara: el tráfico de droga sobre todo en cantidades importantes, es un reato que obstaculiza completamente la obtención del permiso de residencia en Italia.

Caso N.2: Solicitante con condena de 1 año por robo, suspendida por no tener antecedentes penales, la Questura le negó la renovación y no aceptó todas las explicaciones y justificaciones del solicitante, sin embargo, el Juez, en este caso de lo Civil, analizó el hecho que la persona tenía un hijo de 5 años y que era el único medio de sustentamiento para el hijo y para la cónyuge, como resultado obtuvimos la anulación del decreto de la Questura y la obtención del permiso de residencia a favor del cliente por dos años.

Ambos casos hablan de personas que han cometido reatos que pueden obstaculizar que sea otorgado el permiso de residencia, sin embargo, es necesario que quede claro que la ley diferencia entre aquellos reatos que obstaculizan completamente el permiso de residencia por el nivel de gravedad y peligrosidad y aquellos que pueden ser considerados perdonables.

Abogada Fernanda Solórzano